A pesar de que noticias acerca de filtraciones de datos en redes sociales, todos sabemos cuál es la que ocupa el primer lugar, no ayuden a que confiemos en ellas para beneficiarnos en momentos complicados, a veces llega hasta nuestros oídos algún suceso que despierta nuestro interés, de nuevo, por la inclusión en esta vorágine social digital.

Científicos, Twitter y mucha lluvia

Existe un organismo, perteneciente a la Unión Europea, que dedica su labor al asesoramiento científico para elaborar políticas en nuestros territorios. El Centro Común de Investigación, trabaja, en la actualidad, en una herramienta basada en la inteligencia artificial para recopilar información en directo acerca de inundaciones a lo largo y ancho de Europa. Según el documento publicado en Arvix, esté método se denomina SMFR, que serían las siglas de Red Social para el Riesgo de Inundación.

Twitter podría ayudar a combatir las inundaciones. Unsplash
Acortar el tiempo de respuesta en estas situaciones es el elemento clave

El método, que está siendo desarrollado en estos momentos, actuaría de forma conjunta con el Sistema Europeo de Conciencia de Inundaciones, abreviado como EFAS. En este caso, el SMFR iría recopilando tweets, relacionados con inundaciones, de usuarios que se encuentren en las áreas que vayan siendo identificadas por el EFAS. Las distintas lenguas oficiales de nuestro continente y la cantidad de tweets por analizar son la razón de ser de incluir a la inteligencia artificial en este curioso proceso.

Facebook y Google podrían unirse a este equipo de profesionales

De momento, Twitter ha sido la red social que ha suscitado mayor interés para los investigadores, aunque Google y Facebook, no podían faltar, se han comprometido a utilizar dicha inteligencia artificial para recopilar información acerca de inundaciones. Este conjunto de herramientas, personas e inteligencia digital podrían evitar muchas tragedias que, en la actualidad, ocurren por el tiempo transcurrido entre la catástrofe y la llegada de los equipos de emergencia.