El mercado de los coches eléctricos está creciendo de forma exponencial. Esto hace que haya que valorar diferentes propuestas que hay encima de la mesa en lo que concierne a la tecnología de las baterías. Pese a que el modelo que conocemos en occidente está basado en la inclusión de un paquete que no es accesible para el público, algunos fabricantes chinos están apostando por algo diferente.

NIO es, sin duda, el fabricante que más está apostando por una solución que, aparentemente, garantiza el ofrecimiento de una mayor comodidad al usuario. Basta con ir a un centro especializado para sustituir un bloque de baterías con baja autonomía por otro que dispone de una carga al máximo. Todo ello aplicando una tarifa periódica que evitar tener en propiedad este elemento.

China está apostando por un modelo de carga distinto para el coche eléctrico

Fabricantes como Tesla no ofrecen esta solución, por lo que es aquí donde aparece un problema que podría tener en un futuro cada vez más global. ¿Son los 2 sistemas compatibles? China es el mercado que más está convencido de que este modelo de comercialización es el más eficiente. Sin embargo, no consigue extender más allá de sus fronteras esta práctica actividad.

¿Se atreverán los fabricantes como NIO a incorporar este tipo de soluciones en un futuro en otros países? Es más, ¿llegará a competir con Tesla con este curioso sistema? Lo cierto es que, al revés, sí se está produciendo esta diferenciación. De hecho, Tesla ya fabrica en el país asiático. Este dilema no tendría sentido desde el punto de vista comercial, ya que Tesla es el estandarte de la movilidad sostenible.

El problema surge al observar que el fabricante BAIC, por ejemplo, ya está instalando a gran escala este tipo de tecnología de intercambio de baterías. El objetivo es ofrecer este sistema a los 16.000 taxis eléctricos que están circulando por el país a diario. Veamos cuál es la situación actual y qué podemos esperar de este sistema.

Apostar por el coche eléctrico actual marcará el futuro del sector

¿Cuál de los 2 modelos de producción es más lógico y eficaz para el usuario? En el corto plazo, todo parece indicar que disponer de las baterías en propiedad. Sin embargo, con el paso del tiempo, se produce una degradación que puede reducir de forma muy notable la autonomía total del vehículo. Por ello, se recomienda optar por modelos que cuentan con extensiones de garantía.

La opción patentada por NIO o BAIC, entre otros fabricantes, permite no tener en propiedad un conjunto de baterías muy costoso. De esta forma, es posible evitar cualquier potencial coste que supondría una avería de estas características. Esto, curiosamente, no ha cuajado en mercados más allá del chino. ¿Falta de costumbre por parte de los públicos europeo y estadounidense tal vez?

Las estaciones de intercambio de baterías siguen creciendo en China a un gran ritmo

Lo cierto es que la diferencia entre los mercados se está ampliando con el paso de los meses. Mientras que Tesla y resto de compañías siguen apostando por el modelo de carga convencional, empresas como las mencionadas anteriormente siguen expandiendo sus correspondientes estaciones de intercambio de baterías. Esto es así, fundamentalmente, para mejorar la calidad del producto a ojos del usuario.

BAIC BluePark, la división de la compañía que está especializada en la creación de este tipo de infraestructura, planea crear un total de 3.000 unidades de aquí al año 2022, lo cual viene a significar un crecimiento exponencial esperado debido al aumento de la demanda potencial. Al fin y al cabo, es lógico. China, tal y como se puede leer en Electrek, es el auténtico motor de la movilidad sostenible.

Una comparativa para entender por qué es un momento crítico

Hace escasamente unos días, la red de carga Ionity, formada por un conglomerado de fabricantes para formar una red de electrolineras en Europa, publicó los precios actualizados. El coste suponía un despropósito para aquellos que habían adquirido un coche con la expectativa para ahorrar en el medio y largo plazo. ¿Por qué el sistema de intercambio de baterías amenaza al sector?

El intercambio de baterías es una propuesta que está más estandarizada en China. Teslarati

NIO, una de las compañías que más ha apostado por esta curiosa alternativa, ofrece planes de sustitución muy económicos. Según se puede leer en el portal citado, llega a ofrecer una carga completa disfrutable durante un día por tan solo 10 dólares. Esto sí es competitividad en términos de coste. A este nivel, sí merece la pena pensar si a uno le puede interesar un coche eléctrico.

La marca ofrece un total de 125 puestos de sustitución de baterías. No obstante, el objetivo es mantener e, incluso, superar, este ritmo de crecimiento. ¿Cuál es el modelo de negocio que tendrá un mayor impacto en los próximos meses y años? Parece que, conforme pasa el tiempo, más dudas podemos tener entre una u otra perspectiva.