Internet es un mundo complejo y casi desconocido que cada vez tiene más importancia en nuestras vidas. Relativamente, la historia de este mundo es corta y, por ello, seguimos descubriendo cada día nuevos datos sobre el mismo. Esto es lo que sucede con los cables submarinos de telecomunicaciones, con cuyo desconocimiento vamos a finalizar en este artículo.

Los cables submarinos cuentan con un sorprendente origen

Los cables submarinos son claves a la hora de que tú estés leyendo ahora mismo estas palabras. Estos objetos permiten que te conectes a Internet y disfrutes de una gran velocidad de red. Sin embargo, su importancia no evita que sean desconocidos por muchas personas.

¿Conoces la existencia de estos cables debajo del mar? ¿Es verdad que conectan cientos de lugares en el planeta?
Descubre el interesante mundo de los cables submarinos, a continuación.

Del telégrafo a Internet

Desde su creación, el cable submarino ha contado con una relevancia especial que ha permitido la comunicación a miles de kilómetros de distancia. Puede sorprenderte, pero estos cables no nacieron para la difusión de Internet, sino que su origen tuvo lugar muchos años atrás.

Como leemos en El Telégrafo, 1852 fue el año en el que fue instalado el primer cable en el mar. ¿Imaginas su función? Esta idea se originó para mejorar las comunicaciones que se realizaban mediante el telégrafo, el medio de comunicación más relevante en esa fecha.

Los cables submarinos podrían llegar a la Luna y volver, o dar la vuelta al mundo 22 veces

El buen funcionamiento de este proyecto provocó que aumentase la presencia de los cables submarinos, atravesando incluso el océano Atlántico para reducir a horas el tiempo entre emisión y recepción de los mensajes. Como imaginarás, este éxito hizo que los cables submarinos fuesen utilizados también para otras comunicaciones.

Aguas plagadas de cables

Como decíamos, los positivos frutos del uso de los cables submarinos para el telégrafo hicieron que fueran utilizados también para otras finalidades. Aquí es donde aparece Internet. A día de hoy disfrutas de buenas conexiones, aunque puede que desconozcas cómo la presencia de los cables submarinos las facilitan.

Según Voz Pópuli, existen alrededor de 360 cables submarinos que unen diferentes puntos del planeta, difundiendo Internet por todo el mundo. La cifra total de kilómetros que recorren estos cables no te dejará indiferente.

Los más de un millón de kilómetros de longitud permitiría a los cables dar la vuelta a la Tierra hasta en 22 ocasiones. Por si esta comparación no te resulta sorprendente, te contamos también que los cables submarinos podrían llegar a la Luna y volver. Esa es la distancia necesaria para conectar a todos los ciudadanos a través de Internet.

Los cables submarinos están formados por hasta 8 capas que permiten que su vida sea extensa. Creactiv Media

La extensión de los cables que recorren los océanos es comparable a su enorme importancia en nuestras vidas. Estos objetos que unen puntos a miles de kilómetros están formados por 8 capas que protegen a la interior, que contiene las fibras ópticas permitiendo que la velocidad de tu red no pare de crecer. Policarbonato, cobre y polietileno son algunos de los materiales que las revisten.

Cables submarinos, fundamentales en el uso de Internet

Existe la leyenda urbana de que debes agradecer la presencia de Internet a los satélites. Sin embargo, los cables submarinos son la base de las telecomunicaciones en la actualidad. Según MentalFloss, el uso de los cables es mucho más barato y permite unas conexiones mucho más rápidas que los satélites. ¿Tú también pensabas que Internet se basaba en el cielo y no en el mar?

¿Te imaginas a un tiburón comiéndose los cables que te acercan a Internet?

Como has podido comprobar, eso es completamente falso. Las características de los cables han llevado a las grandes compañías a invertir en su instalación debajo del agua, conscientes de que les saldrá mucho más barato y ofrecerán un mejor servicio a sus clientes. Seguro que te suenan compañías como Google o Facebook, que ya trabajan en sus propios cables.

Constantes obstáculos para que te llegue Internet

No todo es perfecto en el mundo de los cables submarinos. Piensa en los posibles inconvenientes de su existencia en el mar, ¿se te ocurre alguno? Te explicamos uno muy curioso: los tiburones. Estos animales marinos representan una de las grandes amenazas de los cables, ya que sus imponentes dientes han hecho que Google vuelva a reforzar el revestimiento. Si no te lo crees, mira el siguiente vídeo, su final te sorprenderá:

Es verdad que los tiburones no son un obstáculo tan grande como los accidentes con buques pesqueros y anclas de barcos. Como leemos en Periodista Digital, estos últimos son los causantes de dos tercios de los percances relacionados con los cables que llevan Internet, especialmente en zonas muy cercanas a las playas.

Así ha sucedido hace pocos días en Somalia. Como explican desde Noticias de Navarra, un barco cortó un cable submarino que conectaba todo el país con una red de datos globales. Esto ha provocado que Somalia estuviese sin Internet durante varias semanas, reflejando los daños que puede provocar un solo barco.

Compañías como Google y Facebook trabajan ya con sus propios cables para ofrecerte el mejor servicio

Finalmente, y también reportado por Voz Pópuli, los accidentes sísmicos son otro de los obstáculos que pueden hacer que no llegue Internet a tu casa durante varios días. Las roturas, sean como sean provocadas, son arregladas desde buques cableros, donde se sueldan los extremos rotos y se comprueba el correcto funcionamiento de los cables.

Ya sabes que estas uniones que tienen lugar debajo del mar son de vital importancia para que navegues por la red, veas tu serie favorita o utilices las redes sociales. Sin embargo, pese a todo el avance que han protagonizado hasta la actualidad, el futuro de los cables submarinos parece aún mas prometedor.

Tú serás testigo de los grandes avances

El potencial de los cables submarinos permitirá que disfrutes de un Internet aún más rápido. Como ves, el futuro de estos cables es tan prometedor que las grandes compañías han optado por instalar sus propios cables.

Así ha sucedido con Facebook y Microsoft que, según Omicrono, van a crear un cable que cruce el océano Atlántico desde Virginia hasta España para llevarte Internet con una velocidad de escándalo. Nada más y nada menos que 160 Tb por segundo. ¿Para qué emplearás un Internet de tal magnitud?

Los cables submarinos recorren el mar para llevar Internet a todas las partes del mundo. Toma Host

Los cables submarinos contarán con un papel fundamental también en el Brexit. Como leemos en El Boletín, Europa se va a ver obligada a crear una óptima red de cables, similar a la que tiene Londres en la actualidad, si quiere trasladar la sede de las operaciones de cambio de divisas desde la ciudad londinense a otra europea.

El futuro va a estar dominado por una gran competencia, ya que las operadoras van a seguir intentando estar a la cabeza de la innovación mientras grandes compañías como Facebook o Google se independizan de ellas e inician su propio camino.

Esta competencia tiene un gran beneficiario: tú. Como siempre, la lucha entre diferentes partes hace que el avance sea mayor, por lo que podrás comprobar en primera persona cómo los cables submarinos cada vez son más importantes para Internet.