El tratamiento de los datos privados de sus millones de usuarios es el origen principal de los múltiples problemas de Facebook. Reino Unido acaba de acusar a la compañía de violar intencionadamente su ley de protección de datos, pero este no es el único país que investiga a Facebook por este motivo.

The New York Times acaba de confirmar que Facebook está bajo investigación criminal por haber compartido los datos de sus usuarios con otros gigantes tecnológicos como Amazon, Apple o Microsoft. Como era de esperar, la compañía de Mark Zuckerberg no pidió consentimiento a sus clientes en ningún momento.

Facebook, bajo investigación criminal en Nueva York

Estaba terminando 2018 cuando conocimos que Facebook había dado libre a más de 150 empresas para que accediesen a información privada de los usuarios. Esta información volvió a tambalear los cimientos del grupo tecnológico, ya que volvía a confirmarse que poco le importaba la privacidad si de ganar dinero se trataba.

Los fiscales federales de Nueva York no dejaron esos datos y comenzaron una investigación criminal contra Facebook por dichas prácticas. El objetivo de estos ahora es conocer toda la información posible sobre los acuerdos que el grupo de Zuckerberg mantuvo con otras compañías para el traspaso de datos privados.

Más de 200 páginas de documentos internos confirman el acceso libre de las compañías a datos privados de usuarios

Se desconoce cuándo comenzó exactamente esta investigación por parte del gran jurado, aunque este cuerpo judicial ya ha citado a declarar a al menos dos fabricantes de dispositivos tecnológicos como teléfonos móviles que pudieron acceder a la información de millones de personas gracias a su pacto con Facebook.

Los detalles ofrecidos por The New York Times llegan de dos personas familiarizadas con el asunto legal, aunque han querido mantener el anonimato. No han querido decir tampoco cuándo comenzó el caso contra Facebook, aunque se sabe que está supervisado por la Fiscalía del Distrito Este de Nueva York. Facebook ya se ha pronunciado al respecto mediante el comunicado de uno de sus portavoces a The Verge:

Ya se ha informado de que hay investigaciones federales en curso, incluso por el Departamento de Justicia. Estamos cooperando con los investigadores y tomamos esas investigaciones en serio. Brindamos testimonio público, respondimos preguntas y prometimos que seguiremos haciéndolo.

Tiempos complicados para Facebook en los juzgados estadounidenses, ya que aún sigue en pie la investigación por el caso de Cambridge Analytica. Todos estos problemas han llevado a las autoridades del Congreso estadounidense a reclamar una legislación específica sobre privacidad que podría entrar en vigor a finales de año.

Facebook da vía libre a más de 150 empresas

La investigación criminal iniciada por los fiscales federales proviene de la información revelada por el Times el pasado diciembre. Tras analizar más de 200 páginas de documentos internos fechados en 2017, el diario descubrió que las alianzas de Facebook con otros gigantes tecnológicos permitían a estos últimos acceder a información privada de los usuarios.

Obviamente, esa relación conocida como "data partners" se saltaba todos los principios de privacidad establecidos por la red social. Apple podía conocer a la lista de contactos de cada usuario y a las entradas de su calendario, mientras que el acuerdo de Netflix y Spotify iba un paso más allá y les daba permiso para acceder a los mensajes privados de las cuentas.

Los fiscales federales ya investigan a Facebook por compartir datos de sus usuarios con otros gigantes tecnológicos. Journal Buzz

Samsung, Blackberry, Amazon, Microsoft o Sony fueron otras de las empresas beneficiadas por el pacto con Facebook. Según explicó The New York Times, el objetivo de esta última al ofrecer vía libre a los fabricantes era lograr que los dispositivos que estos iban a crear ofreciesen a los usuarios un mejor acceso a Facebook y al resto de sus apps.

Facebook se defendió de las acusaciones alegando que todas las compañías habían respetado sus principios de privacidad, además de confirmar que el acceso que había dado a las mismas ya estaba clausurado. El grupo liderado por Zuckerberg era consciente de que no había dado el trato debido a los datos de los usuarios, por eso afirmó que tenía "trabajo que hacer para recuperar la confianza de la gente".

Pese a las promesas de un mejor trabajo en el futuro con respecto a la privacidad, los fiscales federales han decidido abrir una investigación criminal a Facebook para que esta dé las explicaciones necesarias ante el jurado por sus prácticas de dudosa legalidad.