Apple es una de las marcas líderes en el mundo tecnológico, por lo que es posible que tú cuentes con uno de sus productos. iPhone, iPod, iPad… los productos de Apple son varios y todos ellos cuentan con gran tirón entre el público. Sin embargo, puede que no todos sus usuarios conozcan por qué, en algunas ocasiones, su dispositivo se queja del calor.

Aunque no sea humano, siente el calor tanto como tú

Ya llevamos unas semanas de verano en España y, como siempre, el calor es el gran protagonista. Te echas crema, tomas un baño o consumes bebidas frías; el calor es peligroso y sabes cuidarte de él. Pero al igual que te proteges del bochorno insoportable, debes cuidar que tus productos de Apple también estén protegidos o pagarás, nunca mejor dicho, las consecuencias.

Puede que en algún momento hayas sufrido el incómodo mensaje que te advierte de las altas temperaturas que sufre tu dispositivo. "La temperatura del iPhone debe disminuir antes de que puedas usarlo", habrás leído. Pero, ¿sabes por qué ocurre esto? Te contamos la razón y te damos consejos para evitarlo, a continuación.

Tu iPhone sufre igual el calor que tú

Como decíamos anteriormente, puede que hayas comprobado que los productos tecnológicos no son inmunes al calor. Esto puede ser algo habitual en verano con los dispositivos iOS, que se sobrecalientan y obligan al usuario a suspender el uso por unos minutos. ¿Te ha sucedido alguna vez?

Las condiciones ambientales provocan que los usuarios reciban un aviso por el sobrecalentamiento del iPhone. The Mac Observer

Hay una serie de razones que provocan el sobrecalentamiento del aparato. En primer lugar, causas habituales son dejar el dispositivo al sol durante unos minutos o, indirectamente, dejarlo en un coche que lleva mucho tiempo al sol. Si te encuentras en una de estas dos situaciones, tu iPhone dirá adiós hasta que vuelva a enfriarse.

El sobrecalentamiento puede acabar con las funciones más importantes de tu iPhone

Según Applesencia, hay otra serie de circunstancias que harán que tu producto de Apple te avise de su alta temperatura. Si te pasas bastante tiempo jugando, utilizando el GPS o haciendo uso de una app que requiera un gran actividad por parte del hardware, el sobrecalentamiento hará aparición.

Además, constantes cambios de cobertura en el iPhone provocarán también que tenga que parar durante unos minutos para refrescarse. Finalmente, y en un aspecto general, cualquier ambiente caluroso que afecte directamente a tu dispositivo le llevará a un sobrecalentamiento peligroso. No te preocupes por esto, ya que tienes varias opciones para evitarlo.

Di adiós a algunas de las funciones más básicas

Tu iPhone o iPad irá te irá indicando que tiene demasiado calor a través de diversas señales que debes conocer. Si las detectas, sabrás que tienes que poner en práctica los consejos que te daremos más adelante. Es posible que en alguna ocasión no te haya funcionado el flash de la cámara y desconocías el por qué. Todo tiene una explicación.

El sobrecalentamiento del dispositivo provocará que algunas de las funciones más importantes dejen de funcionar hasta que vuelva a enfriarse. De esta forma, y como explica Apple en su web, puede que el calor haga que tu terminal de iOS deje de cargarse o que, como decíamos, el flash no funcione.

No es recomendable dejar el dispositivo directamente al sol durante un tiempo prolongado

Estas no son las únicas señales que te enviará tu dispositivo, ya que, en caso de que el calor sea extremo, el brillo de la pantalla se reducirá o incluso se apagará por completo. Además, puede que la señal telefónica del iPhone pierda fuerza, ya que las antenas de telefonía móvil pasan a situación de bajo consumo.

No pasa nada si, en alguna ocasión, has sufrido lo mencionado anteriormente, ya que utilizando los siguientes consejos reducirás al mínimo las posibilidades de que te suceda de nuevo.

Estos son los consejos que debes seguir

El sobrecalentamiento de tu iPhone, iPod o iPad es evitable siguiendo una serie de consejos que te transmitimos ahora. El principal es el dado por la propia Apple, que afirma que debes mantener el dispositivo "en entornos donde la temperatura ambiente oscile entre los 0 y los 35 °C", ya que una temperatura inferior y superior puede provocar cambios que no deseas en su funcionamiento.

Existe una serie de recomendaciones que sirven para proteger a los dispositivos iOS del calor. Applesencia

Además, puedes poner en práctica varias recomendaciones muy útiles, como guardar el móvil en zonas frescas en las que no incida el sol de forma directa cuando viajas en coche y hace mucho calor en el exterior. Este consejo es similar al de no dejar tu terminal directamente al sol durante más de unos pocos minutos. Puede que te arrepientas después.

800 euros a la basura por tomar el sol un rato

Anteriormente, has visto los consejos referentes al calor ambiental, pero, como sabes, tu iPod o iPad también pueden calentarse por un uso continuo. En este caso, lo aconsejable es hacer un parón y dejar así que se enfríe. Así, también debes dejar de utilizar tu iPhone cuando se está cargando para evitar que se caliente en exceso.

Finalmente, Apple te recomienda dejar de utilizar inmediatamente su producto cuando te salga el mensaje de "La temperatura del iPhone debe disminuir antes de que puedas usarlo", apagarlo y resguardarlo inmediatamente en un entorno más frío.

Ten especial cuidado

Si sigues los consejos anteriores, será complicado que vuelvas a recibir la notificación alertándote del calor de tu dispositivo. Ya solo tienes que comprobar que esté frío cada cierto tiempo y, cuidado con el verano y las piscinas, ya que como olvides dejar tu iPhone fuera antes de meterte en una, puede que acabes refrescándolo demasiado.