Corea del Sur es el anfitrión de los Juegos Olímpicos de Invierno de 2018, que se iniciaron el pasado 9 de febrero y podremos ver hasta el 25 de febrero. Aunque no cuentan con la popularidad de las Olimpiadas "de verano", cada vez más ganan adeptos, tanto por las disciplinas que alberga como por las impresionantes novedades tecnológicas que veremos en el país asiático.

Y es que Corea del Sur es un país puntero tecnológicamente hablando y se nota. No obstante, es la patria de gigantes como Samsung, LG o Hyundai. Y es que es la quinta potencia mundial en materia de exportación y la décima economía más grande a pesar de contar con solo 50 millones de habitantes, como explican en CNBC.

¿Que te pierdes en el aeropuerto de Pyeongchang? Tranquilo, te encontrarás con guías robots que te ayudarán a llegar a tu destino. ¿Y si no hablas coreano? Mejor todavía, estos asistentes hablan inglés, chino, coreano y japonés. Para llegar a tu destino, deja que los autobuses autónomos de Hyundai te lleven. Pues esto es solo el principio de lo que vivirán los más de 655.000 asistentes.

Corea del Sur es el paraíso para los techies y para muestra, un botón: ya en la ceremonia de inauguración, los coreanos batieron el récord Guinness de número de drones volando simultáneamente con 1.218 elementos que realizaron un espectáculo único. Este récord lo ostentaba anteriormente Alemania, donde se volaron 500 drones a la vez, como explica Mashable.

Otra forma de ver las cosas

La retransmisión de los eventos será en UHD por defecto, es decir, en definición ultra-high, que es cuatro veces superior al contenido HD. Además disfrutaremos hasta del último detalle de los juegos de PyeongChang al contar con cámaras de realidad virtual que cubren 360° para cubrir las competiciones, lo que causará un efecto inmersivo completo. Vamos, que te sentirás como en Corea, pero desde el salón de casa.

El patinaje se convertirá en un deporte apto para unos pocos, capaces de soportar la perspectiva en primer persona. Es decir, que podrás ver lo que ve el patinador, sentir sus saltos, volteretas, etc., gracias a las cámaras integradas en sus cascos.

Ver los Juegos Olímpicos de Corea del Sur será otra historia. CNBC

Las teletransmisiones también usarán la tecnología Esquiador fantasma, donde se superpondrán las performances en vivo con carreras previas, pudiendo montar además su evolución en tiempo real, de modo que podamos prever el avance y desarrollo final de cada participante. Así podremos ver los detalles que diferencian el oro y la plata.

Para que la experiencia sea más realista y completa, un servicio de hologramas proyectará entrevistas de los deportistas de modo que parecerá que el deportista está en tu salón, explicándote cuáles son sus sensaciones.

Velocidades de conexión de vértigo

Todo esto es posible gracias a la impresionante infraestructura de comunicaciones propia de este país asiático. De hecho, en los Juegos Olímpicos de Invierno de Corea del Sur 2018 se usará la red de quinta generación o 5G, cuyas velocidades de transmisión de datos son 1.000 veces más rápidas que las vigentes.

La web de noticias coreana Yonhap News lo explica así en su web:

La red 5G revolucionará la industria de la transmisión al ser capaz de enviar los datos masivos necesarios para la realidad virtual o los hologramas. Gracias a estas pruebas, el sector podrá pulir esta tecnología para su comercialización oficial.

5G, la conectividad del futuro, hoy. CNBC

Así, se prevé que el 5G llegue al resto de los mortales en 2019, con velocidades que nos permitirán descargar una película de 800 MB en un segundo.

Inteligencia artificial por los cuatro costados

Corea del sur se encuentra inmersa completamente en la Inteligencia Artificial y todas las posibilidades que esta ofrece. Por ello no es de extrañar que los Juegos Olímpicos de Invierno sea una buena ocasión para sacar pecho y ver todo de lo que son capaces.

Los robots guía son solo una pequeña muestra, que podrás encontrar tanto en el aeropuerto como en los eventos deportivos ofreciendo ayuda e información detallada como horarios, localizaciones, etc.

Así, el lenguaje deja de ser una barrera infranqueable. El instituto de investigación de electrónica y comunicaciones ha desarrollado un software con la firma Hancom llamado GenieTalk, una app de traducción instantánea con reconocimiento de voz capaz de traducir del coreano a 29 idiomas diferentes al instante.

Furo-D, el robot animador de los Juegos Olímpicos de Corea del Sur. CNBC

Otro robot que causará sensación es el Furo-D, que además de hablar en varios idiomas, tiene la misma altura que una persona promedio y nos proporciona interacciones emocionales y una pantalla táctil para hacernos fotos y reproducir canciones. Incluso puedes verlos bailar mientras tocan grandes hits para los visitantes.

Como es santo y seña de la Inteligencia Artificial, conforme vayan pasando los días, estos motores neurales irán aprendiendo y perfeccionándose gracias a su experiencia real con miles de personas.

Conducción autónoma

Hyundai y el ministerio de transportes e infraestructuras coreano se encargarán de desplazar a grandes volúmenes de gente de los núcleos urbanos hacia los estadios con vehículos autónomos. Para que todo funcione a la perfección, estarán supervisados por drones que controlarán los trayectos e incidencias.

Corea del Sur lleva ansiando los Juegos Olímpicos de Invierno durante más de 18 años, por lo que no ha escatimado en gastos y planificación: más de 10.000 de dólares han sido invertidos, incluyendo carreteras y raíles de alta velocidad. Aún así, se están vendiendo menos entradas de las esperadas, entre otras cosas por la coyuntura geopolítica y su clima extremo.

Sea como sea, los Juegos Olímpicos de Invierno de Corea del Sur 2018 serán recordados por constituir un hito tecnológico sin precedentes.