Close Button
Compartir

Kiwibot es un robot que está pensado para repartir a domicilia comida y otro tipo de productos. ¿Se terminará estandarizando esta política? He aquí las claves.

Echando un rápido vistazo al mercado actual, se puede observar cómo el comercio online ha superado muchas de las barreras que tenía hace tan solo una década. Basta con ver la capitalización bursátil de empresas como Amazon para comprender hasta qué punto el ecommerce es importante en la economía actual. Ante esta situación, ¿hay que ir un poco más allá para mejorar la productividad?

Haciendo un rápido análisis, parece claro entender que la principal fuente de gasto para este tipo de compañías son los gastos logísticos y de transporte de los productos. En referencia al primer tipo de gasto, es difícil conseguir una reducir de los niveles de coste. De hecho, ya se ha trabajado al máximo para mantener el stock necesario para no tener que precisar de mayores superficies.

Empresas como Amazon están adaptándose a los nuevos tiempos en el mercado del transporte

Queda, por tanto, acudir a la segunda otra pata de la reducción de la competitividad. Compañías como Amazon están realizando fuertes inversiones por productos eléctricos. El mejor ejemplo de ello es la adquisición, por parte de la firma de Jeff Bezos, de miles de unidades una furgoneta creada adhoc por Rivian. Aun así, el principal eje del coste radica en el salario de los trabajadores.

En plena expansión de la robótica, ¿sería posible que en un futuro nos trajesen las compras estos seres basados en inteligencia artificial? Puede ser, pero no como ocurre en las películas. Para mostrar cómo podría ser esta opción, queremos enseñarte una curiosa idea. Se trata, nada más y nada menos, que Kiwibot. Es un robot que está pensado para ser un referente en entregas de productos.

Veamos, por tanto, cuáles son las cualidades que más definen a esta curiosa tecnología, por qué una tecnologías de estas características puede ser un referente en los próximos años en la industria y, por supuesto, qué podemos esperar de esta innovación en el mercado. ¿Estamos ante un modelo de negocio dominado por este tipo de unidades robóticas en la próxima década?

Kiwibot para hacer entregas sencillas en la ciudad como eje conductor

Kiwibot no es más que la semilla que podría ser un referente en el futuro. Consiste, básicamente, en la disposición de unidades robóticas que incluyen una ruedas para poder desplazarse de un lugar a otro. Como es lógico, cuenta con su correspondiente juego de sensores y un sistema de inteligencia artificial para poder moverse por la ciudad sin asistencia de un ser humano.

KiwiBot, un robot pensado para repartir productos a domicilio de forma sencilla

Kiwibot es un robot que está pensado para hacer repartos a domicilio. Diego Coquillat

En la actualidad, según se puede leer en el portal especializado Electrek, hay un total de 400 unidades producidas que se encuentran en funcionamiento. Se trata, por tanto, de una apuesta que destaca por disfrutar de una tecnología que ha demostrado ser lo suficientemente fiable conforme a los estándares actuales. Ahora bien, ¿qué más hay detrás de este alternativo producto?

El funcionamiento del Kiwibot es muy sencillo y dinámico en relación con la competencia

El mecanismo de funcionamiento es muy sencillo. Más bien, se trata de un producto que destaca, sobre todo, por tener una especie de cofre que se cierra automáticamente en cuanto se introduce la orden de acudir a un determinado lugar. Tras ello, basta con la realización del recorrido para poder situarse frente a la persona que ha solicitado el servicio.

Con la introducción de un código que se envía al terminal del usuario, es posible desbloquear la puerta, lo cual permitirá coger el mencionado producto. Tras ello, el sistema autónomo del vehículo bloqueará, de nuevo, la compuerta, y desaparecerá en busca de ofrecer un nuevo servicio. ¡Todo ello si queda batería disponible, por supuesto! Es una opción, por tanto, que aún es experimental.

Una tecnología que destaca, sobre todo, por la búsqueda de la expansión

Puede que encontrarse por la acera con uno de estos dispositivos no sea lo más viable, pero lo cierto es que hay un aprovechamiento de un vacío legal al respecto. ¿Por dónde deberían circular este tipo de vehículos? ¿Por la acera? ¿Quizás mejor por las vías asfaltadas para vehículos? Muchas dudas presenta esta propuesta respecto al día que se convierta en una realidad.

KiwiBot, un robot pensado para repartir productos a domicilio de forma sencilla

Kiwibot lleva siendo testado por el fabricante desde hace casi 5 años. Electrek

Sea como fuere, lo cierto es que cada vez se están realizando más pruebas para determinar la viabilidad del proyecto. Al fin y al cabo, las empresas del transporte no requerirían tener a su disposición una flota determinada de conductores. La mayor de las preocupaciones serían contar con tener siempre disponible autonomía, algo que ahora es mucho más sencillo que hace unos años.

Habrá que esperar, por tanto, un tiempo para saber si esta propuesta tiene recorrido o si, por el contrario, estamos ante un proyecto que hace aguas debido a las dificultades logísticas que hay detrás. Al fin y al cabo, nos encontramos ante una propuesta que debe resolver ciertos problemas de desarrollo. El primero de ellos está directamente relacionado con el volumen de carga de su depósito.

Temas relacionados: Tecnología

Compartir
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!