No seré yo quien defienda la actuación de estos individuos, de los que te hablaré en unas líneas, porque la utilización de contenido ajeno para lucrarse es cuestionable y denunciable. Sin embargo, si hablamos de la piratería desde el punto de vista del usuario, seguimos teniéndola presente en nuestros días. Tanto aquellos que estáis descargando contenido por no pagar una suscripción mensual, como aquellos, entre los que yo me encuentro, que descargamos alguna que otra serie de televisión ante la imposibilidad de verla en nuestro país, seguimos portando la bandera pirata. Es la eterna lucha entre una afición multimedia y la moral de cada individuo.

Dos páginas, una condena

En esta ocasión, gracias a la información que hemos podido encontrar en un comunicado del propio Departamento de Justicia de Estados Unidos, hemos conocido cómo dos programadores informáticos han confesado su culpabilidad en la gestión de dos páginas web dedicadas a la distribución de contenido multimedia, sin el consentimiento de las empresas involucradas. Darryl Julius Polo y Luis Angel Villarino, los acusados del caso, serán juzgados por su participación en los sitios online iStreamItAll y Jetflicks.

La piratería continua provocando detenciones en EEUU. Unsplash
El lado oscuro de la informática suele acabar con la visita a una celda

Tal era el volumen del contenido que se podía visualizar en sus páginas web, que éste, según lo recogido en el comunicado del Departamento de Justicia, era superior a la unión de Netflix, Hulu, Amazon Prime Video y Vudu. Ambos acusados también admitieron la utilización de software que permitía, de manera automática, la localización, descarga, procesado y guardado del contenido ilegal. Polo también ha confesado estar involucrado en otros servicios web y haber ganado un millón de dólares en el global de sus operaciones de piratería. El juicio tiene como fecha de comienzo prevista el día 3 de febrero de 2020, con lo que, si conocemos más novedades, os mantendremos informados.