Aún no sé cómo llegó el concepto de dispositivos plegables hasta nuestros días. Si observas un poco películas de ciencia ficción con décadas de distancia, no creo que encuentres, al menos yo no lo recuerdo, dispositivos futuristas con este concepto de los pliegues, que tan de moda se ha puesto en el último año. Hemos visto teléfonos móviles que se convierten en pequeñas unidades, tabletas que pueden convertirse en teléfonos móviles, pantallas de televisión que pueden doblarse hasta desaparecer en el mueble del salón y, ahora, llega el turno a los ordenadores plegables. El origami tecnológico está en la mente de todos los diseñadores tecnológicos.

El concepto está bien, pero producto final genera dudas

En esta ocasión, gracias a la información que hemos podido obtener del medio de comunicación Gizmochina, hemos descubierto cuál es la idea de Lenovo acerca del futuro de los ordenadores portátiles. Este dispositivo informático, pequeño para que no te hagas ilusiones, consta de una pantalla flexible de 13,3 pulgadas que, casualidad, está fabricada por BOE Display, la misma compañía que ha manufacturado la pantalla flexible del nuevo Motorola Razr. La multitud de variantes que posibilita esta tecnología es una de las principales razones para creer en un futuro plegable.

Este portátil podría revolucionar la informática moderna

Apenas se saben más detalles del resto de características del equipo, aunque se especula una resolución de pantalla en 2K y un peso inferior al kilogramo. Además, como no podía ser de otra manera, el portátil podría incluir conectividad 5G gracias a la integración del chip Snapdragon X55, con una velocidad de descarga de 1 Gb por segundo. Aún no sabemos ni la fecha de lanzamiento del dispositivo plegable, ni, por supuesto, su futuro precio, aunque algunos medios de comunicación, como es el caso de MSPoweruser, asegura que podríamos verlo en el segundo trimestre de 2020.