Habitualmente, en las páginas web de tecnología, estamos acostumbrados a analizar y discutir acerca de los productos de consumo que más nos llaman la atención y más cercanos pueden parecernos en términos de utilidad. Sin embargo, existe una categoría que rara vez resulta explorada, porque, seamos sinceros, la decoración tecnológica es cosa de millonarios. Sin embargo, el siguiente producto hará que cambies tus planteamientos.

LeviZen: agua y luz

La compañía que se encuentra detrás del lanzamiento de este aparato, que ahora pasaré a describirte, se hace llamar Simplistyk. En su primer artículo, un lanzamiento también financiado por la comunidad de Kickstarter y denominado Spin, ya hacían gala de una maestría inusual para el diseño en manos de recién llegados al mercado. Sin embargo, en esta ocasión, y como si de una película de ciencia ficción se tratase, podrás experimentar una física de otro mundo.

Como bien nos indican los creadores del aparato en la página del proyecto, LeviZen está construido con el simple propósito de desafiar las leyes de la física, en concreto la ley de la gravedad. Obviamente, el aparato no es de procedencia extraterrestre ni ha sido enviado por viajeros temporales, sino que se aprovecha de una interesante particularidad del sonido para emular el efecto de la ausencia de gravedad.

El diseño artesanal es de una cuidada sofisticación

Este artículo, fabricado artesanalmente en madera de nogal y aluminio, consiste esencialmente en un experimento casero que, utilizando ondas de sonido de alta frecuencia, que no pueden ser apreciadas por el oído humano, posibilitan que gotas de cualquier líquido permanezcan suspendidas en el aire, como si el tiempo a su alrededor se hubiese congelado.

La luz también resulta protagonista en LeviZen. De la misma manera que podemos incorporar una o varias gotas de agua a este elemento decorativo, un punto de luz puede ser proyectado mágicamente. La base del dispositivo posee dos puntos de luz LED que pueden proyectar la luz sobre la gota de agua. De esta manera, da la impresión que hay una pequeña bola de energía flotando etéreamente.

Diseño y características

Como habrás podido comprobar, la gente de Simplistyk tienen buen gusto, si de diseño hablamos. No solamente crean productos extremadamente sorprendentes, sino que lo hacen con mucha clase, estilo y personalidad. En este caso, y gracias a los datos que han aportado en su reseña, conocemos que su intención era darle un toque retro a LeviZen, además de la lógica funcionalidad esperada en un producto tecnológico.

El producto se compone de dos elementos diferenciados

Como producto, éste se compone de dos partes diferenciadas. Por un lado tenemos la máquina que representa la victoria frente a la gravedad y por otro lado tenemos un aparato, que es el que lleva el peso del experimento, que es denominado The Box, o en castellano La Caja. La misma está compuesta de tres interruptores totalmente sesenteros. El primero se encarga de encender y apagar el dispositivo, el segundo tiene como misión que la luz de la base esté o no activa, mientras que el último mueve la gota de agua hacia arriba o hacia abajo.

Este es LeviZen. Kickstarter

Una rueda metálica posibilita que podamos jugar con la potencia de sonido y una pantalla anexa nos indicará en qué nivel nos encontramos. La curvatura de ambas partes nos evoca un producto de otra época, donde, por cierto, los diseños se hacían con más cuidado y esmero. La tecnología que posibilita que la gota de agua quede suspendida se resume en que dos ondas se encuentran a medio camino y, al juntarse, forman lo que se denomina un nodo, que atrapa en su interior a la gota y le otorga la sensación de ingravidez.

Decorar con un toque tecnológico ya es posible

Ahora mismo puedes conseguir este producto tan curioso por tan sólo 199 dólares, 160 euros o 3.730 pesos mexicanos, en su versión básica. La entrega estimada se realizará en el mes de julio y se enviará a cualquier rincón del planeta. De hecho, en algo que no suele ser habitual, el aparato incluye adaptadores de corriente para utilizarlo fuera de Estados Unidos, que es de donde procede. Si quieres decorar con gusto tecnológico tu casa u oficina, no te lo pienses ni un instante.