Los vehículos eléctricos parecen haber roto la barrera del prejuicio y las conspiraciones de magnates del petróleo, para asentarse entre los medios de transporte más innovadores de las grandes capitales del mundo. Hoy hemos conocido, a través del portal de empleo Student Job, que la compañía Lime está buscando personas jóvenes para crear una base sólida de trabajo en la capital de España.

Estos son los vehículos de Lime. Electric Vehicles
Recoger, cargar y devolver a la calle, serán las tareas de los jóvenes trabajadores

El contrato de trabajo, como suele suceder en la mayoría de empresas de reciente creación y más en aquellas que prestan servicios, será en calidad de autónomo. En la oferta de empleo, podemos leer que el sueldo diario estará entre los 100 y los 200 euros diarios, siendo el horario flexible. ¿En qué consiste el trabajo? Aquellas personas que decidan unirse a Lime, los denominados Lime Juicer, se encargarán de recoger los patines, en su propio coche, los cargarán en casa y los volverán a dejar en una calle de Madrid, listo para el siguiente usuario.

La moda del transporte respetuoso con el medio ambiente

No cabe duda de que la concienciación sobre nuestro entorno está creciendo, viendo lo que estamos haciendo con nuestro planeta. En este escenario es donde entran productos como Lime-S, un patín eléctrico que permite alcanzar más de 20 kilómetros por hora, durante más de 30 kilómetros de autonomía. Su motor de 250 vatios proporciona la potencia suficiente para desplazarte sin problemas por la ciudad.

La app te permite desbloquear el patín y monitorizar la batería

Su funcionamiento es bien simple. Cuando veas uno de estos verdes patines, simplemente tienes que abrir la aplicación, escanear el código QR y ya la tendrás desbloqueada para rodar. El precio, al menos en Estados Unidos, es de un dólar por el desbloqueo y 15 céntimos por cada minuto de uso. Además, con la susodicha app, podrás ver en todo momento el estado de la batería.

Veremos qué tal se adapta la capital a estos artilugios y viceversa. Todas las novedades en el sector son bienvenidas, aunque seguramente la empresa no estará libre de polémicas en cuanto a las condiciones de trabajo de los jóvenes empleados, como ha sucedido en casos tan sonados como Deliveroo. Confiemos en que esta alternativa al coche gane adeptos con el paso de los años.