Un email, un SMS, un texto en una web, un mensaje que te envían a través de WhatsApp… Hay muchísimas formas de pasarte un link o enlace, casi tantas como sorpresas nos pueden esperar al otro lado.

Y es que los enlaces o hipertextos son esas frases que suelen venir en azul y subrayados, y en algunos casos con la dirección canónica (lo que viene dentro de la barra de direcciones), que nos hacen navegar a través de páginas web. Son tan naturales y asumidos en nuestro día a día, que les damos sin pensar.

Es entonces cuando llega el desastre: Sitios que no son lo que parecen, ventanas que se abren, descargas que se inician, pero ¿cómo es posible?

Los enlaces son la puerta de los virus, malware, phising… y todo se inicia al hacer click. A veces, con una simple lectura sobre lo que pulsamos podemos prevenir el desastre, pero otras no lo tenemos tan claro. ¿Cómo podemos saber si un link es seguro? Desde Hipertextual nos dan algunos trucos.

¿Por qué le damos a los enlaces sin pensar? Link research Tool

Algunos consejos para evitar enlaces peligrosos

Lo primero de todo es el sentido común: ¿Usaría el banco un WhatsApp para comunicarte contigo? Piensa qué medios suelen usar tus servicios de confianza antes de hacer click: Apple, tu banco, hacienda… Si tienes dudas, siempre puedes llamarles por teléfono.

Ante la duda, ¡no lo pulses!

Asimismo, plantéate algo de pura lógica: nadie regala nada. Que te llegue un SMS diciendo que has sido premiado con un iPhone X gratis y que vayas a esa web para rellenar tus datos para el envío, que salten todas tus alarmas.

Si te contactan a través de un email, comprueba quién es el remitente. Puede que hayan copiado el logo o la tipografía de una empresa de confianza, pero si la dirección desde donde lo envían no es familiar, desconfía siempre.

Finalmente, lee con atención el texto con el enlace, ya que en muchos casos no se corresponde con lo que dice ser. Si aún así tienes dudas, atento al siguiente apartado.

¿Cómo analizar los enlaces antes de pulsarlos?

Normalmente, esta tarea pasa por usar un analizador de enlaces, algo muy similar a la forma de operar de los antivirus cuando nos llega un email o introducimos una memoria USB a nuestro ordenador.

No obstante, algunos antivirus llevan una herramienta integrada para ello. Veamos algunos:

AVG

El mítico antivirus gratuito AVG cuenta con una página que analiza los links, su nombre es AVGThreatLabs, desde donde podemos realizar nuestras búsquedas para salir de dudas. Asimismo, también ofrece estadísticas y enlaces potencialmente dañinos.

Solo tenemos que introducir la URL o el nombre de la web para que este analizador nos de su veredicto de forma bastante sencilla: mediante un semáforo verde, rojo o amarillo, con su correspondiente informe.

Kaspersky

Seguimos nuestro repaso a los antivirus populares con Kaspersky y su Kaspersky VirusDesk, que funciona de manera idéntica al de su homólogo de AVG. Solo pega la URL, dale a escanear y espera. Por cierto, si quieres también puedes adjuntar archivos para que los analice.

En el caso de Kaspersky, su respuesta será sobre su reputación: una mala reputación evidencia que podría contener algo malicioso, que es buena o que simplemente no tiene información suficiente.
En el caso de páginas y sitios web, nos dirá si su reputación es buena (no contiene contenido malicioso ni phishing), es mala (lo contrario de antes, por lo que es mejor no acceder a ella) o simplemente no tiene información suficiente para dar un veredicto.

Google

Si alguien manda en internet, ese es Google. El motor de búsqueda más potente del planeta cuenta con una lista negra de páginas potencialmente peligrosas, que podemos encontrar en Google Transparency Report.

Google lo sabe todo de internet

Pégale el link que te genera desconfianza y Google no fallará. Después de todo, es la web que más sabe de internet y cuenta con casi 20 años de experiencia ordenándolo todo en la red.

Además de salir de dudas sobre si está en la lista negra, también nos mostrará los motivos: cookies, malware, no emplea el protocolo HTTPS…

Quttera

Dejando los motores de búsqueda y los antivirus detrás, ahora nos centraremos en páginas exclusivas para el análisis de enlaces, como es el caso de Quttera, una web de seguridad que ofrece protección contra infecciones en tiempo real.

Es muy rápido, completamente gratuito y si tienes una web personal o profesional, quizás te interese contratar sus servicios en ciberseguridad.

VirusTotal

Esta web es especifica para analizar enlaces y archivos por ello goza de gran popularidad. Además, es muy eficiente, ya que emplea las bases de datos de varios antivirus para generar su informe.

Por si te parece poco, la principal ventaja de VirusTotal es que puede agregarse como extensión en los principales navegadores, de modo que no tienen que ir ex profeso a su web para analizar enlaces: bastará con un click en el botón derecho y analizarlo rápidamente.

URLVoid

Terminamos nuestro repaso de los analizadores más populares con otro must para la seguridad de tus dispositivos: URLVoid. En este caso, cuenta con varias listas negras para comparar enlaces y como en el ejemplo anterior, también podrás incorporarlo a tu navegador mediante la extensión Malware & URL Scanner.

Además de ser populares y eficientes, los tienes al alcance de la mano para evitar sorpresas indeseadas.

Recuerda que tú eres el principal responsable de la vulnerabilidad de tus dispositivos en internet, por ello es fundamental que hagas uso de las herramientas de seguridad que tienes al alcance de tu mano y que actualices siempre que sea posible.