La afición por el ciclismo ha ido en aumento en los últimos años. La mejora de la tecnología ha permitido que muchas más personas se hayan interesado por un deporte que ha crecido en número de afiliados debido, en parte, por las emociones que genera en el usuario. El mundo de las 2 ruedas, no obstante, exige una alta preparación y, sobre todo, disciplina, para evitar accidentes.

La seguridad en esta actividad es esencial. Contar con un gran equipamiento es necesario para reducir las probabilidades de sufrir un percance o, una vez producido, disminuir las consecuencias. Por ello, hay que contar con una serie de soluciones a nivel activo y pasivo. En este sentido, contar con una buena visibilidad puede ser clave. En este sentido, ¿cómo ser vistos por los demás?

Shield es una luz que incluye tecnología adicional para hacer más completo el producto

Además de la ropa reflectante, disponer de una luz continua o intermitente puede ser de gran ayuda. Esto adquiere una mayor dimensión todavía si se realizan escapadas por carretera. Ser vistos por automóviles y motocicletas puede ser la diferencia entre realizar una ruta segura y tener un accidente grave o, incluso, crítico. Es por ello que hay que realizar inversiones en equipo de protección.

Una nueva luz se ha convertido en la mejor de las soluciones para conseguir mejorar la visibilidad. Se trata de una alternativa que incluye, además, otras tecnologías para crear un producto perfecto para cubrir todas las necesidades. ¿Cómo es posible que un producto tan básico haya podido agregar opciones adicionales para crear una tecnología tan completa e interesante?

Veamos, con más grado de detalle, por qué estamos ante un producto diferencial en el mercado, cuáles son las posibilidades de éxito de esta innovación en el medio y largo plazo y, por supuesto, en qué se puede traducir esta tecnología de cara al lanzamiento de futuras soluciones por parte de la competencia. He aquí las claves de Shield.

Shield es una tecnología que incluye innovaciones de gran calado

¿Creías que una luz de emergencia no podía contar con aplicaciones distintas a la de ofrecer visibilidad? Shield, esta solución diferencial, se ha convertido en un producto que ofrece mucho más que la competencia. Se trata de una luz conectada que está compuesta por 2 dispositivos, uno acoplado en la parte trasera y otro en el casco. Esta combinación es lo que la hace diferente.

La primera particularidad es que no se trata de una simple luz que parpadea o se mantiene fija.
Responde frente al freno. De hecho, emite señales intermitentes para poder asegurar que los demás usuarios de la vía puedan ver que el ciclista está parado. Aun así, la principal diferencia es que emite iluminación sobre la dirección a la que se dirige el usuario.

Señalizar el robo de la bicicleta es una de sus principales soluciones prácticas

De hecho, bastará con un simple movimiento hacia la dirección que se pretende tomar para señalizar la maniobra. Gracias a un sencillo movimiento de cuello, se podrá informar fácilmente a los vehículos que preceden sin tener que realizar cualquier otro gesto con los brazos. Así, se consigue mejorar la seguridad al no tener que quitar las manos del manillar.

Por otra parte, este producto cuenta con una tecnología diferencial en lo que se refiere a la custodia de la bicicleta. ¿Quieres evitar robos cuando has tenido que entrar a algún sitio y has tenido que dejar la bicicleta fuera? Gracias a su función acústica, reaccionará ante cualquier movimiento extraño. Esto alertará al usuario, ya que el dispositivo del casco alertará al mismo.

Sabrás dónde has dejado la bicicleta en todo momento

Imagina por un momento que dejas la bicicleta en un espacio en el que hay otras muchas unidades o en un aparcamiento público con otros muchos vehículos. ¿Cómo encontrar tu bicicleta? La tercera función diferencial está relacionada con la propia búsqueda de la misma. Bastará con emitir una señal desde el dispositivo del casco para que una señal sonora permita saber su localización.

Esta luz de emergencia está pensada para mejorar la seguridad de los ciclistas. Geeky Gadgets

Además, se trata de una tecnología compuesta con materiales de gran calidad. De hecho, esta luz de emergencia con funciones accesorias está disponible con certificación IPX6, por lo que no habrá problema en su utilización si el clima no acompaña. Se carga mediante USB y cuenta con 2 baterías de litio. Tampoco será problema su peso, ya que está limitado a únicamente 95 gramos.

Se trata de una tecnología que está anunciada en diferentes plataformas de crowdfunding, una solución para lanzar programas de innovación. En la actualidad, si finalmente el proyecto sale adelante, el precio minorista es de 70 dólares. Habrá que esperar a ver qué ocurre en los próximos meses para saber si estamos ante una solución competitiva y con mercado.