Todos conocemos las bondades y los problemas que la realidad virtual nos propone desde hace un par de años hasta nuestros días. Este sistema de entretenimiento no acaba de llegar al gran público y, mientras tanto, otras compañías con ideas más innovadoras están pisando su terreno. Quizás ha llegado el momento de aceptar que la realidad virtual, tal y como está concebida, debe adaptarse a las demandas de los consumidores o acabará siendo arrasada por tecnologías como la que te voy a presentar a continuación.

Magic Leap, más natural que nunca

Detrás de estas dos palabras se esconde un dispositivo que mezcla la realidad virtual con la realidad aumentada de una manera sorprendente. Lo que hace especial a Magic Leap es la utilización de la luz para crear nuevas formas, personas y entornos que se mezclen de forma mágica frente a nuestros ojos. En información que hemos podido obtener de su propia página web, la empresa asegura que dicha tecnología permite al cerebro procesar de una manera natural los objetos que se presentan.

Una de las curiosidades de este sistema de entretenimiento es que hace uso de lo que ellos llaman Objetos Persistentes. Quizás su explicación te lo aclare mejor:

Los objetos creados digitalmente se quedan donde los dejaste, justo como ocurriría en la vida real. Coloca una televisión virtual en la pared, sobre tu chimenea, y vuelve después para comprobar que sigue estando donde la dejaste.

Magic Leap ha construido un dispositivo compacto y potente

Todo lo que te he contado hasta ahora es posible gracias a una unidad de procesamiento potente y discreta. Olvídate de conectar miles de cables o pesados dispositivos a tus gafas de realidad virtual y aumentada. Del tamaño de una bola de tenis algo achatada, la unidad podrá ejecutar juegos como si de un ordenador se tratase o editar un modelo en 3D. Las posibilidades del invento son muy interesantes.

La NBA y la realidad mixta

En un comunicado publicado recientemente en su página web, Magic Leap ha presentado el futuro de la informática en uno de los deportes más seguidos y con más avances tecnológicos a nivel mundial. En palabras de Jeff Ruediger, director de Magic Leap:

Estamos introduciendo un nuevo tipo de interacción hombre-máquina, empezando por un ordenador ligero que enriquece las experiencias del mundo real con contenido digital. Hacemos esto posible con computación espacial, mezclando de manera perfecta el mundo físico y digital para hacer llegar nuevas formas de entretenimiento a los consumidores.

Esta unión entre la NBA y Magic Leap va a suponer un salto de calidad en el visionado de partidos de la mejor liga de baloncesto. Por ejemplo, algo que destacan en el artículo es que los aficionados podrán ver varias pantallas simultaneamente, ya sean distintos partidos, repeticiones de jugadas o estadísticas en tiempo real. Estas pantallas podrán ampliarse o hacerse más pequeñas al gusto del usuario y, además, podrán ser utilizadas en cualquier lugar en el que te encuentres.

El baloncesto nunca volverá a verse igual. Magic Leap

De momento, la experiencia involucrará partidos ya emitidos y jugadas de otras temporadas, aunque el objetivo final, como es de prever, será la posibilidad de ver partidos en directo de la mágica manera que propone Magic Leap. Aún así, ya se preparan multitud de sorpresas. Se ha conseguido capturar la imagen del mastodóntico Shaquille O’Neal para que te acompañe, a tamaño real, mientras disfrutas del desarrollo de los partidos.

La NBA asegura una entrada potente al mercado tecnológico

El dispositivo, que se denomina Magic Leap One, ha firmado esta primera colaboración con una gran compañía. Este dato, aunque parezca una simple anécdota, delata la tecnología tras la que se enfocan las gafas. Dudo mucho que una asociación tan importante en Estados Unidos, e incluso a nivel mundial, tenga la valentía de unir fuerzas con una empresa en la que no confía. Este acuerdo representa el salto necesario, al igual que pueden ser los títulos exclusivos en los videojuegos, para que los consumidores opten por hacerse con uno de estos aparatos en cuanto salga al mercado.

Veremos si nuestro país, habitualmente denostado en dispositivos que provienen del otro lado del océano, es incluido en la lista de afortunados receptores de la última tecnología y podemos comprobar de primera mano las virtudes de una realidad, denominada mixta por los expertos y los medios de comunicación digitales. Mientras tanto te recomiendo seguir viendo los partidos de la manera tradicional, es decir, en tu casa, con tus amigos o familia y algo de picoteo. Y no te enfades demasiado si tu equipo no gana, que no merece la pena.