Como bien sabrás, la contaminación está haciendo mella en nuestro alrededor, llegando a condicionar la vida de muchas personas a nivel de salud. La alarma social y climática lleva años produciéndose, pero es ahora cuando se ha elevado el nivel de advertencia percibido por el usuario. ¿Vives en una gran ciudad? Es muy posible que sufras los problemas derivados de los humos tóxicos.

Ya sea por el denso tráfico presente en las ciudades, por las emisiones derivadas del sector primario y secundario o los sistemas de calefacción en invierno, lo cierto es que la polución está provocando una aceleración muy progresiva del cambio climático. El mejor ejemplo para demostrar el actual escenario en el que vivimos es ver cómo la tasa de mortalidad por enfermedades respiratorias se ha disparado.

La contaminación obligará a la toma de medidas para evitar este mal de las ciudades

Ante esta situación, es importante tomar medidas, tanto a nivel activo como pasivo. En relación con las primeras, cabe destacar una mayor apuesta por la movilidad sostenible y compartida o la restricción vía impositiva de aquellos medios de transporte más contaminantes. Por la otra, la inclusión de máscaras en nuestro atuendo es algo que podría cobrar un mayor sentido en el futuro.

En algunos países, principalmente en el continente asiático, el uso de este producto se ha vuelto rutinario. Sin embargo, a tenor por los episodios que están produciéndose, no sería de extrañar que en un futuro cobre una mayor demanda debido a la concienciación sobre los potenciales riesgos de salud que hay detrás de la contaminación. La startup Ao Ai lo sabe y, por ello, ha presentado su innovación.

Ha escogido, para ello, el evento que abre el año tecnológico a nivel internacional, el Consumer Electronics Show (CES) de Las Vegas. ¿Cuáles son sus principales cualidades para poder respirar aire puro? ¿Cuenta con las certificaciones correspondientes que aseguran que ofrece un desempeño a la altura de las circunstancias? He aquí los datos que se conocen tras su presentación oficial.

Una máscara de purificación de aire llamada Atmos Faceware

¿Es necesario utilizar una solución de estas características? Por el momento, muchos especialistas aconsejan a las personas con problemas delicados de salud desplazarse por la vía pública con una máscara. Sin embargo, cada vez son más las personas que, de motu propio, deciden colocarse este producto en sus trayectos por el centro de las ciudades.

Atmos Faceware es una máscara que limpia el aire del exterior para respirar mejor. Design Boom

Ao Ai ha creado, con el objetivo de ir un paso más allá en esta potencial moda, la máscara Atmos Faceware. En el CES 2020, la firma ha mostrado una unidad completamente transparente, por lo que su estética acercaría el producto a un mayor público objetivo. Tal y como se puede observar en la imagen anterior, cubre únicamente las dos áreas por las que podemos respirar; la nariz y la boca.

Esta máscara cuenta con un formato estético que puede servir para incentivar su compra

Está especialmente diseñada para adaptarse a la forma de la cara, por lo que únicamente habrá que acostumbrarse a disponer de este gadget en el rostro. Pese a ello, no deja marca en la piel, por lo que será muy sencilla su colocación y correspondiente retirada. Y bien, a nivel de funcionalidad efectiva, ¿estamos ante un producto diferencial respecto a cualquier otra máscara convencional?

He aquí el momento en el que nos asaltan las dudas. La marca, pese a mostrar el funcionamiento de esta tecnología en el evento internacional, no ha conseguido todavía acreditar su efectividad. La empresa que ha conseguido traer esta novedad afirma que el producto es capaz de mejorar la eficiencia de cualquier otra máscara hasta en 50 veces, pero no se ha podido probar.

Un producto con dudas que no garantiza su futuro en el sector

A nivel de diseño, estamos ante una solución con un gran porvenir en el futuro. Sin embargo, su meta no es servir como elemento estético, sino que tiene que tener un fundamento práctico. Para ello, el Instituto Nacional para la Seguridad y Salud Ocupacional (NIOSH en sus siglas en inglés) el encargado de la efectiva comprobación de sus efectos a nivel de descontaminación del aire.

Atmos Faceware todavía no ha recibido la certificación que acredita su efectividad. New Zealand Gobal News

Habrá que esperar un tiempo para conocer si, finalmente, el organismo le concede esta distinción o si, por el contrario, esta startup debe seguir investigando cómo crear una burbuja de aire limpio. De conseguirse el producto deseado, ¿apostarías por su compra o se trata de una solución que no tendrá mercado en los países en los que ya se está imponiendo?

Según se puede leer en el portal tecnológico The Verge, este producto estará disponible al público a un precio de 350 dólares. Teniendo en cuenta que las máscaras convencionales, sí probadas sus cualidades, disfrutan de un coste irrisorio en relación, ¿se augura un éxito en ventas? Al menos por ahora, esto no está garantizado.