A pesar de no estar demasiado a favor de las cadenas que nos permiten comer rápido, barato y poco sano, todos caemos en este pecado de vez en cuando. En el caso de los establecimientos de McDonald’s, la tecnología se ha abierto paso en forma de máquinas que permiten realizar pedidos y que, obviamente, no están exentas de posibles trucos descubiertos por los usuarios. En este caso, un vídeo alojado en la plataforma más popular de internet, ha conseguido demostrar que es posible engañar a la banca.

Hamburguesas por la cara

Pocos sistemas resultan perfectos. En este caso, tal y como puedes ver en el vídeo que te dejo bajo estas líneas, un par de chicos decidieron poner a prueba a las máquinas de pedidos. En su inicio, iban a ordenar diez hamburguesas simples, con la curiosidad de eliminar de las mismas la carne, es decir, que iban a pedir diez panes con salsa y un poco de pepinillos. Además, imagino que para disimular, pidieron una hamburguesa normal. ¿Qué sucede para que su pedido les resulte gratuito?

La posibilidad de aplicar descuentos y eliminar ingredientes ha resultado cruz para la compañía

Cuando el sistema aplica los descuentos correspondientes, debido a la cantidad y la eliminación de uno de los ingredientes, comprobaron cómo la máquina les anunciaba que no era necesario que pagasen, ya que no había pagos pendientes. Una vez obtenido el ticket, se puede observar cómo el sistema cobra un dólar por hamburguesa, pero descuenta 11 dólares por la carne que no ha sido utilizada. ¿El resultado? Sistema hackeado y mucho pan para tan poca hamburguesa. A pesar de todo, en los comentarios del vídeo, personas residentes en Alemania aseguran que allí el sistema no deja realizar este bypass en la seguridad de McDonald’s. Una pena, porque ya se sabe que pan con pan, comida de tontos.