¿Quién no recuerda el boom de tiendas de vapeo hace algo más de un lustro? Muchas personas, en mitad de la crisis, aprovecharon la oportunidad para crear un espacio en el que se comercializaría una alternativa al cigarrillo. Pese a realizar una pequeña inversión superior, el usuario vería justificado pagar un precio mayor con tal de reducir o eliminar de la ecuación el concepto tabaco.

Lo que comenzó como una moda dejó una serie de clientes que han vuelto a apostar por este tipo de productos. Los hay de muchas formas, pero todas las alternativas guardan una característica común con el producto al que pretenden sustituir; se precisa de una inhalación y exhalación. ¿Qué se obtiene a cambio? En la mayoría de los casos, algo de nicotina y, sobre todo, humo de sabores.

Los cigarrillos electrónicos se han vuelto una alternativa al tabaco convencional

El crecimiento de ventas de este producto lo ha posicionado como un serio candidato para dejar el tabaco como un bien residual en la economía de la próxima década. Esto es así principalmente por su cercanía al público más joven. Algunos países están comenzando a introducir limitaciones y restricciones con el único objetivo de controlar más el consumo de esta nueva moda revitalizada.

Michigan, un Estados perteneciente a Estados Unidos, ha querido ir un poco más allá. Según se puede leer en el portal tecnológico Engadget, se busca concienciación tras el lanzamiento de una medida muy comprometedora. Se ha decidido que se eliminará el tabaco de sabores de las estanterías de los comercios con el objetivo de eliminar el apetito de este producto por parte de la población más joven.

Teniendo en cuenta que no hay evidencias muy claras sobre los perjuicios que provoca el vapeo en la salud, la noticia ya ha provocado revuelo entre los consumidores. Esta medida podría tener un mayor impacto en otras áreas donde el consumo se ha incrementado de forma todavía más notable. ¿Y si estamos ante una nueva emergencia social relacionada con la salud? Veamos qué ocurre en este caso.

Un peligro entre los jóvenes, he aquí el primero de los problemas

Tal y como se puede leer en el medio citado anteriormente, la noticia que ha generado tanta crispación señala directamente a los jóvenes como el colectivo que más llama la atención de las Autoridades. La apariencia de que no es nocivo, junto a la exposición de este producto como una opción divertida, simpática e, incluso, atractiva, es lo que ha provocado su popularización.

El vapeo se ha convertido en una actividad que está generando adicción en los usuarios. Diario Médico

Esta nueva medida llegará para ser vigente durante un periodo prorrogable de unos 6 meses. De esta forma, se podrá observar cuál es la verdadera repercusión que tiene el vapeo entre la población adolescente y juvenil. El principal problema que ha derivado en esta decisión es la inclusión de nicotina en dichos tabacos de sabores. Esto puede generar síntomas de abstinencia que deriven en un mayor consumo.

El Estado de Michigan prohibirá el tabaco de sabores con nicotina próximamente

Es posible que la actividad no sea nociva en términos físicos, pero sí pueden derivar otros síntomas a nivel neurológico y psicológico. ¿Podría decirse que puede generar adicción? Esto es precisamente lo que ha puesto en alerta al servicio sanitario estadounidense y, sobre todo, el que se encarga de la protección de los habitantes del Estado de Michigan.

Como es lógico, los defensores del vapeo han comenzado a mostrar su indignación por esta medida. Tanto es así que están saliendo a las calles con el objetivo de encontrar un punto de encuentro a mitad de camino. Entre los diferentes motivos que defienden sobre su comercialización, cabe destacar uno bastante obvio; la aparición del mercado negro y la escalada de precio de los productos prohibidos.

Vapeo, una práctica con defensores y detractores al mismo tiempo

El vapeo se ha convertido en uno de los temas de debate que hay encima de la mesa. ¿Se requiere una regulación o estamos ante un nuevo producto que permitirá reducir el número de atenciones sanitarias por la reducción del consumo de tabaco? Su estandarización parecía positiva en la sociedad, pero lo cierto es que están comenzándose a ver diferentes estudios que muestran resultados dispares.

El cigarrillo electrónico ha incrementado su uso por parte de los usuarios en los últimos años. Revista LVR

Su crecimiento parece estar ligado a un aspecto puramente recreacional, pero ya están comenzándose a ver casos en los que pacientes recurren a especialistas para reducir el consumo de estas sustancias basadas en olores y sabores. Si esto se extrapola al segmento más joven en utilizar los denominados cigarrillos electrónicos, ¿podría existir una verdadera alarma social?

Todo parece indicar que los próximos meses serán fundamentales para entender el futuro de esta corriente. No obstante, la decisión tomada por el Estado de Michigan, a tenor por lo que está ocurriendo a nivel internacional, parece que no será la única. En Europa parece que este tipo de políticas también se repetirán con el objetivo de poner limitación a una actividad que se sucinta en vacíos legales.