Al igual que vengo de una generación que vio cómo se utilizaban bolígrafos para rebobinar cintas de casette, cómo la tecnología VHS implicaba tener que jugarse los dedos cuando las cintas se quedaban atascadas en el reproductor o cómo los walkman eran una moda revolucionaria, no me equivoco si te digo que poder utilizar una calculadora con funciones avanzadas en clase era lo más parecido a la inteligencia artificial de los años 90. Eso sí, estaban prohibidas en los exámenes, aunque me parece a mí que es complicado evitar la moderna tecnología en las aulas del país a día de hoy.

Una aplicación para engrasar tu cerebro matemático

Después de rememorar tiempos pasados, te presentaré Photomath. Esta aplicación, que está disponible tanto para dispositivos móviles Android como para terminales bajo iOS, es un complemento ideal para aquellas ocasiones en que los más pequeños de la casa necesitan ayuda y no cuentan con padres matemáticos o cuando los estudiantes se ven inoperantes ante un problema que les amarga la existencia. La aplicación cuenta con dos funcionalidades principales, siendo la calculadora la menos interesante de ambas. ¿Quieres conocer el funcionamiento de la app?

Las matemáticas ya son cosa de tus dispositivos. Google Play
No existe excusa, ahora mismo, para no tener los deberes perfectos

En segundo lugar, Photomath es una especie de escáner inteligente, ya que puede, a través de la fotografía de una ecuación o problema matemático dibujada en un papel, obtener el resultado en cuestión de segundos. De hecho, la aplicación no te da la solución de manera exclusiva, sino que es capaz de desglosarte todos los pasos. Esto lo consigue, además, sin necesidad de tener conexión a internet, con todas las maneras posibles de resolver el problema y con un amplio abanico temático, como podría ser la solución de problemas de álgebra, trigonometría o cálculo. De verdad, creo que esta aplicación te resultará imprescindible si te rodeas de números y símbolos diariamente.