La gran mayoría de usuarios de ordenadores personales, sobremesa, portátiles o equipos en entornos laborales utilizan el sistema operativo de Microsoft. A pesar de la cantidad de posibilidades que se pueden plantear, la realidad es que Windows abarca multitud de ordenadores, aunque la experiencia, en muchos casos, no sea la más eficiente. Microsoft, como toda gran compañía, sigue buscando nuevos caminos para dar un nuevo rumbo a la informática en los próximos años. ¿Veremos un sustituto de Windows próximamente?

Sistemas alternativos, conectados e inteligentes

Al igual que la mayoría de empresas tecnológicas, Microsoft utiliza las redes sociales e internet, a través de blogs, para interactuar con su audiencia. Ha sido recientemente, a través del blog de la compañía, cuando hemos podido conocer un poco más de los aspectos esenciales que Microsoft busca en un sistema operativo distinto a Windows. De hecho, Nick Parker, vicepresidente de la compañía, se refiere al mismo como un sistema operativo moderno.

Imagen del evento en Taipei. Microsoft
Si no sustitute a Windows, el futuro sistema operativo será una versión futurista de la informática del mañana

Sus funcionalidades más básicas, escritas en negrita por el propio Nick, son realmente interesantes. El vicepresidente señala que el sistema operativo debe incluir actualizaciones que no sean invasivas, algo de lo que peca Windows Update, debe ser seguro por defecto y estar siempre conectado, dando importancia a los servicios en la nube de Microsoft. Se habla, también, de que el sistema operativo debe ser multisentidos, la gente debe poder interactuar con el ratón, el teclado, un lápiz táctil o, incluso, la mirada. En definitiva, Microsoft podría estar trabajando en un sistema operativo para sus equipos más todoterreno, por ejemplo la Microsoft Surface, donde la importancia de la versatilidad es primordial.