Después de haber protagonizado un bombazo en el mundo de las suscripciones para disfrutar de películas en los cines de Estados Unidos, MoviePass ha tenido un año complicado por distintos motivos. Desde problemas financieros, pasando por un servicio de atención al cliente un tanto dudoso, el servicio que podría debutar en nuestro país el próximo año sigue desatando la ira de sus usuarios.

Perros y disculpas

Ha sido recientemente cuando hemos tenido noticia de un correo electrónico que la compañía ha enviado a todos sus usuarios. El correo, que tenía por título Os estamos escuchando. Estamos aprendiendo. Estamos cambiando, era una carta de disculpas, que habría sido una gran declaración de intenciones si los responsables de la compañía no hubiesen utilizado la imagen de un perro como portavoz. Además, el texto está escrito desde el punto de vista del animal, poniendo más furiosos aún a los usuarios cuando la compañía intenta disculparse con una frase tan poco agraciada como:

Me gustaría poder explicar porqué de cuando en cuando has podido tener una experiencia dura con nosotros, pero resulta que soy un perro y no puedo hablar.

Captura de pantalla del polémico correo electrónico. Pulse
Twitter está sirviendo como saco de boxeo para los usuarios

Las reacciones no se han hecho esperar y una de las mejores redes sociales para sacar la ira que llevamos dentro, Twitter, ha visto cómo se encendían los ánimos de los usuarios de MoviePass. Desde un No intentéis complacerme con un bonito perro. Es insultante y os odio aún más, hasta un ¿Os estáis riendo de los usuarios?, la red social se ha llenado de mensajes llenos de frustración, ya que no solo la aplicación y el servicio son de peor calidad cada día que pasa, sino que parece que los usuarios son meros espectadores en una empresa que cambia los términos del contrato un día sí y al siguiente también.