La mayoría de nosotros utilizamos el smartphone a diario, prácticamente a cualquier hora. Con él nos mantenemos en contacto con los demás, hacemos todo tipo de publicaciones en las redes sociales, consultamos páginas web, consumimos contenidos multimedia… etc.

No es de extrañar el revuelo que se ha generado con el tema de Facebook y nuestros datos, ya que los dispositivos que utilizamos están repletos de ellos. Sin embargo, Facebook no es la única que toma tus datos a su antojo, sino que con cada una de tus búsquedas en Google estás regalando una información que puede ser muy valiosa.

Tus datos son muy valiosos para las empresas. OKDIARIO

Por inofensiva que parezca, sigue siendo importante

Como podemos leer en Wired, cuando navegas por internet vas dejando un rastro de datos que pueden parecer insignificantes, incluso inservibles, pero que pueden ser muy atractivos para algunas empresas. Uno de los más fáciles de recoger hace referencia a tu smartphone, es decir, si se trata de un dispositivo Android o uno iOS.

El rastro que dejas en internet puede ser muy preciado por cientos de compañías

Esta aparentemente inofensiva información se va acumulando junto a otros datos, como la hora en la que visitas los diversos sitios web o los contenidos que consultas. Puedes pensar, la publicidad "personalizada" que aparece en muchas páginas depende de eso, y es cierto, pero hay quien va más allá.

En un estudio, la Oficina Nacional de Investigación Económica (NBER), organización privada de los Estados Unidos, ha descubierto un curioso uso del rastro que dejamos en internet. Durante su trabajo, los investigadores analizaron más de 270.000 compras llevadas a cabo entre octubre de 2015 y diciembre de 2016 en una tienda online alemana destinada a la venta de muebles.

¿Qué fue lo que descubrieron? La página web utilizaba diversos datos que obtenía cuando los usuarios compraban cualquier ítem, algo a lo que estamos acostumbrados, sin embargo, lo particular está en que la finalidad era establecer si esas personas eran adecuadas para tener una hipoteca. Los responsables del estudio descubrieron que otras muchas tiendas online a nivel europeo llevaban a cabo actividades muy similares.

Todo es importante, desde el smartphone que utilizas hasta cuándo lo haces

Un claro ejemplo de la información que recogían es el dispositivo utilizado por los diferentes usuarios. No puedes ni imaginar lo relevante que resulta que utilices un iPhone o cualquier dispositivo Android, ya que el precio de tu smartphone puede servir para que las empresas se hagan una idea de tus ingresos. Estas empresas crean sistemas de puntuación parecidos a los de los bancos, para establecer quién puede afrontar una hipoteca.

Si las búsquedas se hacían desde un ordenador también era importante el sistema operativo, el navegador, la dirección de correo electrónico, incluso el momento del día en el que se realizaban las compras. Prácticamente nada es desechado por las compañías, por lo que siempre es bueno ser consciente del valor que tiene cada una de nuestras acciones.

El rastro que dejamos en internet es muy grande, miles de datos diferentes que muy probablemente permanezcan durante muchos años en inmensas bases de datos. Estudios como este nos demuestran que aunque una información nos parezca insignificante, puede ser tremendamente valiosa para todo tipo de organizaciones.