Muchas veces, a pesar de que los medios de comunicación nocivos abundan en internet, tenemos demasiado en el punto de mira a las grandes empresas tecnológicas. Amazon, por ponerte un ejemplo del que te voy a hablar a continuación, suele ser una de las compañías que más centra las iras de sus trabajadores y, en la mayoría de ocasiones, por razones bien merecidas. Así que déjame que te ilustre sobre la siguiente noticia entre las filas de una de sus filiales.

El racismo alegado por tres trabajadoras

Recientemente, en la información que hemos podido encontrar en el medio de comunicación The New York Times, hemos conocido un caso de discriminación, que va más allá de una mera anécdota. Gracias a un documento redactado por una asociación de abogados en defensa de los derechos de la población musulmana, que puedes consultar en el siguiente enlace, sabemos que han sido tres las mujeres que denuncian actos discriminatorios en la compañía tecnológica. En una época donde el Ramadán empieza a afectar a los trabajadores movidos por la fe musulmana, las mujeres se quejan, entre otras cosas, de la falta de aire acondicionado en sus puestos de trabajo, lo que unido a las condiciones de ayuno dificulta su tarea diaria.

Imagen de archivo de trabajadores de una planta de Amazon. Vox
Las condiciones laborales en Amazon suelen estar bajo sospecha

Además, tal y como aseguran en el documento que denuncia las condiciones laborales, las mujeres no realizaban ciertas acciones por miedo a las represalias y posibles consecuencias en forma de despedido. Ir al baño o tomarse un momento para rezar son acciones que están mal vistas en la compañía y, según la denuncia presentada en términos federales, vienen dadas por una falta de empatía con las trabajadoras, de origen somalí, además de demostrar el tono discriminatorio en Amazon. Veremos cómo evoluciona el caso, ya que Amazon ha declinado hacer ningún tipo de declaración.