Has quedado en 5 minutos, coges el móvil, sales corriendo de casa y… 20% de batería, el maldito mensaje para que recargues tu teléfono amenaza con aparecer más pronto que tarde. Este habitual problema puede convertirse en historia con MXene, un súper material que podrá cargar la batería de tu móvil en un abrir y cerrar de ojos.

Aunque parezca mentira, los días en los que luchas contra la duración de la batería de tus dispositivos están contados. O eso deja entrever ese perfecto material que te salvará la vida en muchas ocasiones.

Actualmente, las baterías no suelen durar muchas horas debido al extenso uso de los smartphones y las amplias funciones con los que estos cuentan. Jugar a videojuegos, navegar por las redes sociales o utilizar la cámara durante mucho tiempo hará que tu móvil se despida antes de lo que te gustaría.

La batería perfecta que se carga en segundos está más cerca

Con este nuevo material ya no necesitas preocuparte más, ya que MXene está aquí para salvarnos a todos. Pero, ¿cómo han descubierto este elemento tan importante? ¿Es verdad que carga baterías antes de que te des cuenta? Compruébalo tú mismo, a continuación.

"Universidad de Drexel, para resolver problemas, ¿dígame?"

Así han debido pensar en la Universidad de Drexel, situada en Pensilvania (Estados Unidos). Este centro se ha interesado por resolver uno de los inconvenientes más importantes de la época actual: "Se me ha quedado el móvil sin batería y lo necesito urgentemente, ¿qué hago ahora?".

La técnica diseñada por los investigadores es clave para la carga en milisegundos

Como leemos en TechViral, los investigadores trabajan sin parar en crear la batería perfecta, y parece que los científicos de Drexel han dado con ella. El centro de todo se llama MXene, el material que puede cambiar el mundo tecnológico si todo sale bien. Pero, ¿qué es exactamente MXene?

Se trata de un material revolucionario que solo necesita milisegundos para cargar varios tipos de baterías. Conoce cómo funciona este método descubierto por la universidad estadounidense, que te ahorrará muchas horas de espera.

Las horas de carga quedan atrás

Los científicos de este proyecto, que puedes consultar en este enlace, han dado con el material perfecto que aumenta la conductividad de los electrodos. Toda batería consta de un electrodo de carga positiva y otro de carga negativa para permitir que fluya la energía, que en este caso será conducida a una alta velocidad.

MXene revolucionará el mundo de las baterías cuando llegue al mercado en el futuro. Drexel Now

MXene, de titanio y carburo de molibdeno, funciona de forma similar al grafeno, es decir, está formado por capas muy pequeñas superpuestas unas encima de otras. Así se da lugar a este nanomaterial, que dispone de una técnica clave para agilizar el tiempo de carga.

Como leemos en la web de la Universidad de Drexel, MXene está rodeado de óxido o metal junto a hidrogel, lo que permite que sus iones se muevan de forma libre. Esto hace que MXene sea un gran conductor de la electricidad y los electrodos se recarguen en milisegundos.

Aquí reside la principal diferencia entre las baterías tradicionales y las creadas con MXene, como afirma Maria Lukatskaya, una de las investigadoras:

En las baterías y supercondensadores tradicionales, los iones tienen un camino tortuoso hacia los puertos de almacenamiento, lo que no sólo ralentiza todo, sino que también crea una situación en la que muy pocos iones realmente llegan a su destino en cargas rápidas.

La energía almacenada en MXene es liberada posteriormente para darle vida a los dispositivos. Soñar es gratis y puede ser que este material te permita cargar también la batería de tu móvil en tan solo unos segundos y la de tu coche en apenas unos minutos.

Un futuro muy prometedor

Nosotros ya imaginamos ese día en el que solo necesitemos segundos para salvar a nuestro móvil. Parece que los propios creadores de MXene también, que creen que este material abre el camino hacia un mundo totalmente nuevo. Así lo ha explicado Yury Gogotsi, director del estudio:

Esto abre el camino para el desarrollo de dispositivos de almacenamiento de energía ultra potentes que se pueden cargar y descargar en segundos, pero almacenando muchas más energía que los supercondensadores convencionales.

La llegada de este material a los teléfonos móviles no sería muy complicada, ya que este proyecto ha sido desarrollado sobre las baterías actuales. En resumidas cuentas, solo habría que cambiar los electrodos antiguos por los de carga rápida.

Sin embargo, los creadores de MXene se tiene que enfrentar a un obstáculo antes de su implantación. Las baterías creadas con esta técnica tienen un tamaño muy pequeño, por lo que los investigadores de Drexel tienen que conseguir emplear esta técnica en baterías de móviles o coches.

Una vez que este problema sea resuelto y los creadores aumenten la densidad del material, la llegada de MXene a tu vida no será inmediata. Si todo sale bien, la adaptación de la batería de tu teléfono tardará en producirse, por lo que aún te quedan varios años de espera para poder disfrutar de esta carga ultra rápida.