El 29 de marzo de 2019 estaba llamado a ser un día histórico para la NASA al tener lugar el primer paseo espacial íntegramente femenino. Ese acontecimiento histórico se va a retrasar en el tiempo, ya que la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio ha cancelado la misión por problemas con los trajes de las astronautas.

La Estación Espacial Internacional (EEI) no cuenta con la vestimenta adecuada para Christina Koch y Anne McClain, por lo que los responsables de la misión han decidido reajustar el plan y que sean la propia Koch y su compañero Nick Hague los que realizan la salida del viernes.

La falta de trajes medianos provoca la cancelación

La NASA ha informado en su web que ha tenido que cambiar las asignaciones de los astronautas tras completar con éxito el primero de los tres paseos espaciales en la Estación Espacial Internacional. Para este viernes 29 de marzo estaba programada la primera caminata de mujeres de la historia, aunque ha sido cancelada a última hora.

"Sin embargo, después de consultar con McClain y Hague después de la primera caminata espacial, los gerentes de la misión decidieron ajustar las asignaciones, debido en parte a la disponibilidad del traje espacial en la estación", ha explicado la NASA, que no cuenta con trajes de torso de talla mediana acondicionados.

El origen del problema se encuentra en una decisión reciente de McClain, que, tras una salida en la semana pasada, descubrió que trabajaba mejor con una talla mediana en la parte superior. Sin embargo, la preparación de la vestimenta para una salida requiere hasta 12 horas de trabajo, por lo que el traje de McClain no estará listo antes del viernes.

La NASA ha tenido que reorganizar las parejas para mantener la salida del día 29 de marzo

La Administración sí cuenta con trajes de talla mediana en la EEI, pero solo uno, obligando a que sea Koch la única que pueda protagonizar el segundo paseo del programa. Si todo va bien, ella y su compañero Hague seguirán sustituyendo las antiguos baterías de níquel hidrógeno por unas nuevas de iones de litio, con más potencia y menos peso.

Es bastante normal este cambio en el traje de McClain, ya que "los requerimientos de los astronautas pueden cambiar en el espacio debido a cambios en sus cuerpos causados por la microgravedad", según explica Brandi Dean, portavoz del Centro Espacial Johnson en Houston Texas.

La NASA hace todo lo posible para anticipar los tamaños de torso que necesitarán los astronautas en el espacio: mediano, grande o extragrande. Sin embargo, "un astronauta puede hallar cuando está en órbita que sus preferencias de tamaño cambian", como le ha sucedido a la astronauta.

El primer paseo íntegramente femenino de la NASA se ha cancelado. Glamour

McClain no se quedará sin su paseo espacial y el 8 de abril protagonizará el tercero de la serie junto a David Saint-Jacques, un astronauta de la Agencia Espacial Canadiense. Una vez terminado el segundo paseo, McClain y Saint-Jacques conocerán las asignaciones pertinentes para su caminata.

El objetivo de ese tercer paseo es colocar cables de puente entre el módulo Unity y la armadura S0 para establecer una ruta de alimentación para el brazo robótico Canadarm2. "También instalarán cables para proporcionar una cobertura de comunicaciones inalámbricas más expansiva fuera del complejo orbital, así como para mejorar la capacidad de la red de computadoras cableadas", detalla la NASA en la nota.

El paseo histórico de mujeres tendrá que esperar

Tal y como menciona BBC, la Estación Espacial Internacional ha vivido 214 paseos espaciales desde su nacimiento en 1998, sin ser ninguno de ellos ha estado protagonizado íntegramente por mujeres. Hasta el momento, todos por equipos masculinos o mixtos.

Ese detalle iba a cambiar en apenas unas horas, este 29 de marzo, cuando Koch y McClain saliesen de la EEI para continuar la misión. Todas las miradas apuntaban a este evento, que había sido anunciado a principios de este mes y definido como "pura coincidencia" por un portavoz. La NASA ya había avisado de que la programación podía cambiar, y así ha sido finalmente.

El problema de la Administración con los trajes ha molestado a algunos críticos, que no creen la imposibilidad para tener dos de talla mediana listos al mismo tiempo. Ya, por muchas acusaciones que se hagan contra la NASA, el primer paseo espacial de mujeres ha sido cancelado, sin fecha a la vista para un evento similar.