Existen muchos tipos de espacios para realizar negocios. Pueden alquilarse oficinas, naves industriales, plantas enteras de un edificio o un centro de convenciones, por ejemplo, pero nunca habíamos tenido la oportunidad de ver cómo un lugar alejado de nuestro planeta, al menos ligeramente, podía ser utilizado por personas ajenas a la propia organización. La NASA nunca dejará de sorprendernos.

Abierto por negocio

Y es que la propia NASA ha sido quien ha dictado la frase que titula estos párrafos. Según la información que hemos podido leer en el medio de comunicación TechCrunch, la organización norteamericana quiere que astronautas privados y organizaciones puedan utilizar su nave para, por ejemplo, realizar experimentos. De hecho, la NASA ha establecido cinco fases distintas en este proyecto. En primer lugar, se crearía la Política de Uso Comercial de la Estación Espacial Internacional. Después, en segundo lugar, y a partir del año 2020, astronautas podrán visitar la estación.

Imagen de archivo de la Estación Espacial Internacional. Red Bull
La NASA necesita capital privado para financiar su EEI

En tercer lugar, se utilizará un modulo, denominado ISS Node 2 Harmony, que servirá para dichos eventos o tareas a desarrollar en el espacio, por parte de los equipos que asciendan. En cuarto lugar, la NASA desarrollará un plan para el estudio de la fabricación y la medicina regenerativa en el espacio. Por último, se crearán acuerdos comerciales de larga duración y largos períodos de tiempo. Este plan tendrá un desarrollo que se extenderá en décadas, aunque el destino final, o al menos uno de ellos, sería convertir a la Estación Espacial Internacional en una nave privada, apoyada por capital privado. Veremos qué noticias nos esperan en este asunto, en los próximos meses, pero creemos en el enorme potencial de este proyecto.