Nadie, a estas alturas de la película, puede obviar quién es Elon Musk. Uno de los primeros genios del siglo XXI, al menos entre los que destacan en el panorama tecnológico, que es el que nos ocupa, tiene muchos frentes abiertos. Tan pronto presenta una nueva versión de su coche eléctrico y autónomo, Tesla, como abre las puertas de sus fábricas a los medios de comunicación, como nos deja boquiabiertos con la tecnología aeroespacial que presenta para asombro de todo el mundo. En esta ocasión, en ese sueño de viajar fuera de nuestras fronteras terrestres, Elon ha presentado la nave de exploración espacial de SpaceX.

De la Tierra a la Luna y Marte

Recientemente, gracias a la información que hemos podido obtener del medio de comunicación Venture Beat, hemos conocido la nueva nave, procedente de las brillantes mentes del personal de SpaceX. En este caso, la denominada Starship, es un vehículo espacial diseñado para transportar tanto cargamento como personas en su interior. Dentro de pocos meses, la nave comenzará a realizar las primeras pruebas, en órbita terrestre, para pasar, el próximo año, a recorrer nuestro satélite con ocho artistas a bordo.

Elon Musk sigue opositando a personaje del siglo XXI

Los números de esta nave, tal y como puedes ver en la página web oficial de Starship, son espectaculares. Estamos hablando de un inmenso vehículo, de nueve metros de diámetro y 50 metros de altura, construido en acero inoxidable y con 37 motores que lo impulsarán a las estrellas, más seis adicionales para aterrizar, estamos ante una de las naves más fastuosas jamás construidas. En palabras de Elon Musk:

Este es el Santo Grial del espacio. El avance crítico que necesitamos para convertirnos en una civilización que alcance el espacio es equiparar el viaje espacial a un viaje aéreo convencional.