Puede que estés viviendo en una cueva, oculto en un búnker submarino o dormido desde hace unas semanas, pero imagino que a estas alturas ya conocerás algo acerca de la nave que acaba de aterrizar en Marte. Sin embargo, pocos conocemos el significado y las implicaciones de esta misión para el ser humano. Si quieres saber exactamente qué podemos esperar de este evento cósmico, aquí te dejo un rápido resumen.

Marte por dentro

El aterrizaje de la nave InSight duró aproximadamente seis minutos, en una maniobra muy complicada debido a las adversas características del planeta rojo. La nave tuvo que soportar temperaturas cercanas a los 1.500 grados centígrados, caer con una fuerza de frenado atmosférica 7,5 veces superior a la gravedad terrestre y, según los datos recopilados de la página web CBS News, soportar un paracaídas inflado con una fuerza de 5.600 kilogramos por pie cuadrado. Sin embargo, la dura prueba ha merecido la pena por la cantidad de información que vamos a obtener de este trepidante viaje.

Esta es la primera imagen recibida a través de la cámara de InSight. CBS News
Los terremotos en Marte, a estudio

Uno de los principales puntos de estudio serán los terremotos. Según la información que hemos podido obtener del medio de comunicación ABC News, estos temblores estarían formados, a diferencia de los que conocemos en la Tierra, por retumbos internos, meteoritos impactando en distintos lugares de la superficie o, incluso, tormentas de arena.

Queremos conocer más acerca del interior del planeta rojo

La segunda gran tarea de esta misión está encaminada a entender las interioridades del planeta. De hecho, esta nave esta equipada con un brazo robótico que permitirá excavar hasta los cinco metros de profundidad, la mayor distancia que nunca nos hayamos atrevido a intentar. Por si esto fuera poco, también se han incluido dos diminutos satélites, denominados CubeSats, que aunque no son fundamentales para el desarrollo de la misión, sí pretenden ser probados en la misma. Esperaremos las novedades que nos ofrezca la nave, mientras seguimos disfrutando de las imágenes de la alegría por el tremendo aterrizaje.