A pesar de mi mayor simpatía por el sistema operativo de Apple, no puedo negar mi amor por la personalización que Google, y la mayoría de fabricantes que utilizan su sistema operativo para dar forma a sus terminales, nos obsequia. Tanto los packs de iconos, como los fondos de escritorio o las tipografías son uno de mis pasatiempos favoritos durante la semana. Nunca consigo tener el teléfono con la misma configuración una semana entera, aunque si hablamos del launcher, desde hace un par de semanas estoy disfrutando de una novedosa experiencia.

Niagara es la palabra clave

Imagino que conocerás el concepto de launcher, pero si no es así, te lo explico brevemente. Este tipo de aplicaciones son la manera que tiene Android de personalizar el escritorio del teléfono y es el lugar donde poder poner accesos directos a tus aplicaciones más utilizadas, colocar tus widgets favoritos o, por ejemplo, tener tus carpetas ordenadas. La gran mayoría tienen características similares, pero Niagara Launcher tiene un aire especial.

A pesar de ser una versión previa, es completa y original

La aplicación, que puedes descargar desde la tienda de aplicaciones de Google, está aún en desarrollo, con lo que estamos antes una versión en pruebas, que puede tener fallos. Nada más lejos de la realidad. En las dos semanas que llevo utilizándola, no he tenido ningún tipo de problema con la misma. Es rápida, eficaz y cumple perfectamente su cometido. Además, resulta simple y bonita a la vista.

Funcionalidades y curiosidades

Su diseño es tan sencillo que resulta muy fácil navegar por el launcher. En la pantalla principal tendrás a tu disposición la hora, que pulsando sobre ella te abrirá la aplicación de Reloj, la fecha, que te abrirá la aplicación de Calendario, el tiempo, que te abrirá la aplicación nativa de tiempo de Google, tus aplicaciones favoritas, aquellas que más utilices y, además, un pequeño botón con el símbolo de Google para acceder al asistente si dejas pulsado el mismo.

Tus aplicaciones están a décimas de segundo de distancia

La gran novedad que introduce esta aplicación en esta pantalla inicial es que no necesitas salir de ella para encontrar todas tus aplicaciones ordenadas alfabéticamente. En la parte derecha de la pantalla aparecerán las letras del abecedario, aunque puedes ocultarlas para mantener el launcher lo más minimalista posible. Tan solo tendrás que deslizar el dedo hacia arriba o hacia abajo y tendrás acceso a las apps que empiecen por cada letra. Rápido y eficaz.

Así luce Niagara Launcher. Google Play

Si quieres ir a los ajustes o cambiar el fondo de pantalla, tan solo tendrás que deslizar hacia la parte inferior, después de la letra Z y entrarás en el menú correspondiente. De momento, al ser una aplicación sin publicar oficialmente, no hay muchísimas opciones, aunque sí podrás personalizar bastantes aspectos de la interfaz. Por ejemplo, si estabas utilizando un pack de iconos con tu anterior launcher, aquí también podrás tenerlo configurado de la misma manera.

¿Te gustan las burbujas de notificaciones? Podrás tenerlas a tu disposición. Además, cada aplicación permite previsualizar los mensajes y notificaciones que vas recibiendo, en algo bastante curioso que es mejor que lo veas por ti mismo. Si no te apetece tener demasiadas aplicaciones a la vista o te incomodan las típicas aplicaciones que no se pueden eliminar del terminal, con Niagara Launcher podrás ocultar todas aquellas aplicaciones que así desees, con la posibilidad de acceder a ellas en un menú exclusivo.

Niagara Launcher es minimalista y extremadamente fluido

No puedo nada más que recomendar que te descargues este launcher, aunque solamente sea por la curiosidad de probarlo. Creo que la experiencia de uso, que imagino que irá mejorando con el tiempo, es estupenda. Por cierto, se me olvidaba comentarte que, mientras estás reproduciendo música, el widget de la fecha y el tiempo se oculta para dejar paso a la carátula del album en cuestión y a los controles de reproducción. Descarga Niagara Launcher y déjanos tus comentarios en nuestras redes sociales acerca de tus impresiones.