Japón, el país con la esperanza de vida más alta del mundo, posee también, paradójicamente, una de las tasas de suicidio mayores. Entre los diversos factores que se atañen, hay uno que llama la atención por encima de los demás; la soledad es un problema que está minando la sociedad del país nipón. Ante esta situación, se están tomando diversas medidas al respecto y se están fomentando soluciones.

Los datos han sido todavía más perjudiciales a raíz de la pandemia que ha asolado al mundo en el año 2020 y lo que llevamos de 2021. Ante esta situación, los programas de teletrabajo se han convertido en una solución para evitar el contacto estrecho con otras personas. Lo que ha provocado mayores índices de señales relacionadas con la depresión. ¿Cómo actuar ante esta paradoja?

Nicobo es una tecnología desarrollada por Panasonic para evitar la depresión

Los robots se han vuelto una alternativa para evitar este tipo de situaciones. Entre los diversos programas que están llevándose a cabo, hay uno que ha alcanzado una dimensión en particular. El nombre del proyecto es Nicobo y, curiosamente, se trata de una opción muy destacada para fomentar la interacción de las personas que se encuentran solas durante largos periodos de tiempo.

Nicobo cuenta con toda una serie de innovaciones que lo convierten en una especie de mascota interactiva. Gracias a la inclusión de su propio sistema de inteligencia artificial, unido a la presencia de una serie de sensores, es posible disfrutar de una ayuda emocional que puede ser determinante en determinados casos. Dispone, además, de una superficie acolchada que lo hace muy cálido.

Veamos, por tanto, cuáles son las principales características de la tecnología propuesta por la compañía Panasonic, en colaboración con la Universidad de Tecnología de Toyahashi, situada en Japón. Tras conocer todo lo que incluye, ¿te harías con una unidad? Se trata de uno de los proyectos más destacados en el mercado de la robótica aplicada.

Un robot creado para interactuar con personas objeto de soledad

Algunas actividades individuales, tales como el teletrabajo o el estudio, en ocasiones, pueden generar en el largo plazo problemas derivados de la soledad. En este sentido, Nicobo ha sido creado con el objeto de compensar la ausencia de interacción social. ¿Cómo lo consigue? He aquí un ejemplo a través del siguiente vídeo. ¿No te parece adorable?

Su cuerpo es muy sencillo. Se trata de una esfera que dispone de una textura muy sensible al tacto. De hecho, cuenta con una serie de sensores, sobre los cuales es capaz de reaccionar. Es perfecto, por tanto, para tenerlo junto a nosotros al lado de nuestro ordenador o frente a los apuntes en épocas de gran estudio. Ahora, ¿es esta su única función? Lo cierto es que no.

Además de disfrutar de unos movimientos muy naturales, tiene su propio sistema de inteligencia artificial. Gracias al mismo, puede conocer la identidad de su propietario, pudiendo llegar a reaccionar frente a las interacciones que realicen otras personas. Además de ello, el robot incluye su propia aplicación móvil, con la cual se podrá acceder a muchos más servicios.

Nicobo se ha convertido en uno de los proyectos de robótica más interesantes para combatir la depresión. Inceptive Mind

Curiosamente, es capaz de contar con otras características. Entre las cuales, cabe destacar la posibilidad de tirarse ventosidades. Como es lógico, no conlleva el mal olor que se desprende de los mismos. Y bien, ¿cuánto estarías dispuesto a pagar con una de las unidades presentes en el mercado? ¿Dónde comenzará la comercialización de Nicobo? He aquí algunas cuestiones al respecto.

Cuál es su precio y disponibilidad en un mercado poco competitivo

La ausencia de competencia directa es lo que provocará que Panasonic no apueste por introducirlo a un precio bajo. De hecho, su producción comenzará en el año 2022 a un precio de 35.800 yenes, unos 278 euros al cambio actual. Además, cabe destacar que deberá afrontarse una suscripción mensual de unos 7 euros para seguir disfrutando de las ventajas que ofrece este curioso robot.

Las primeras unidades se entregarán, en principio, a finales de marzo del próximo año. Se espera que su único mercado de venta sea el japonés, pero teniendo en cuenta las expectativas de comercialización que se están barajando, no sería de extrañar que se ofrezca en mercados más allá del oriental. Para entonces, se espera que su precio se haya reducido de forma notable.

Habrá que esperar, no obstante, unos meses más para conocer nuevos detalles al respecto. Cabe destacar que se trata de uno de los programas con más recorrido para los próximos años por parte de Panasonic en cuanto a robótica aplicada. Es por ello que podrían adherirse nuevas soluciones con el objetivo de incrementar las posibilidades de uso de esta innovación.