Lo vintage está de moda desde hace tiempo. No solo en decoración, sino que esta fiebre se ha contagiado a todos los ámbitos y la tecnología no es una excepción. Así, la Super Nintendo Entertainment System ha vuelto a ser puesta a la venta bajo el nombre de SNES classic mini o como podemos leer en iPadizate, las subastas de antigüedades de Apple alcanzan precios escalofriantes gracias a los coleccionistas.

Pero esta fiebre también ha alcanzado a los móviles y aquí Nokia tiene mucho que decir. Los finlandeses retornaron de su ostracismo el año pasado, pero ha sido en el MWC 2018 cuando han propuesto alternativas muy interesantes para la gama baja, alta y media. Sin embargo, su presentación será recordada por la resurrección del clásico Nokia 8110.

Y es que si Nokia era referencia hace unas décadas era precisamente por ofrecer unos terminales robustos y eficientes, a prueba de duras caídas y de largas jornadas en las que podías olvidarte del enchufe sin problema. ¡Qué tiempos aquellos!

Pues no. Despierta y disfruta de las maravillas que el 2018 tiene que ofrecerte en cuanto a dispositivos móviles. Quiero decir, lo vi y evocó en mi interior el furor adolescente, algo que se reflejó en una sonrisa en mi rostro y nada más. No me lo compraría nunca. Si es que, ¡No tengo corazón!

Por qué el Nokia 8110 4G es una mala idea

Lo voy a explicar con un simple ejemplo. Hace un año me robaron mi iPhone 6s mientras estaba de viaje en Grecia. A la odisea que constituye ir a un locutorio e intentar recuperar reservas y billetes que llevaba en mi dispositivo, se une la verificación en dos pasos que me causó un quebradero de cabeza. Pero lo hice y pude disfrutar del viaje.

Para llamar a casa y estar comunicada me compré un móvil baratito en un locutorio, un Nokia. Después de todo, Nokia es una vieja gloria y sabía que mis iba a sacar del apuro de las llamadas. Me gasté algo mas de 30 euros y entre SMS y llamadas logré estar en contacto con mi familia y la amiga que vive en Atenas.

¡Un momento, el Nokia 8110 es otro nivel! Ya, cubrí el evento de Nokia, por lo que sé que el "platanito" tiene 4G, teclado físico de los de toda la vida y una serie de apps compatibles como Google Assistant, Google Maps, Google Earth, Twitter, Facebook y el mítico Snake. ¡Si hasta tiene cámara y se sincroniza!

Sí, tiene un montón de cosas pero, ¿son verdaderamente funcionales? O lo que es lo mismo, ¿estás preparado para usarlo?

Nokia 8110, una trampa para los nostálgicos. Andro4All

Un teclado físico deslizable numérico

Cuando hace años llegaron las pantallas táctiles, a muchos se nos hacía un mundo escribir. De hecho, por eso aguanté tanto con mi amada Blackberry. Swype triunfaba y bueno, muchos teníamos claro que no había nada como un teclado físico.

Error. A día de hoy, los paneles táctiles son rápidos y eficientes. Volver a una pantalla no táctil es un retraso que nos desespera para cosas de lo más simples. Es más, hay generaciones que no están acostumbrados a escribir con esos pequeños botones y tener que pulsar tres veces la tecla 6 para que aparezca la "o" parece una tortura. ¡Qué lentitud!

Una cámara que te dará vergüenza usar

En los tiempos de la movilgrafía y el #shotoniphone aparece un terminal que tiene una cámara irrisoria. Está claro que los megapíxeles no lo son todo, pero es que el Nokia 8110 tiene solo 2mpx.

El Confidencial no lo podía haber descrito mejor: no es una foto, es una acuarela. Da igual que lo uses para festivales y fiestas, no vas a poder retocarla como estás acostumbrado, ni en el móvil ni en otro lado, porque la calidad de partida es ínfima. No merece la pena. Eso sí, podrás subirla a Facebook.

Nokia resucita a uno de los best sellers a golpe de plátano.

Unas apps no muy funcionales

Volvamos al tema de las apps compatibles: algunas redes sociales como Facebook o Twitter y otras de Google. Está claro que cuenta con un sistema operativo optimizado, pero integra un procesador 205 Mobile Platform de dos núcleos a 1,1 Ghz, 4GB de memoria interna y 512 MB de RAM.

O sea, sí, tienes Facebook, Twitter y Google Maps, pero no vas a poder usarlos de manera eficiente y tareas como subir una foto que acabas de tomar o poner un comentario van a ser toda una odisea. Por cierto, una app que no tiene y que en cuanto a recursos sería mucho más accesible es WhatsApp.

¿Un segundo móvil de 80 euros?

Aquí viene la razón de peso para comprarlo que esgrimirán muchos: que se trata de un segundo móvil o un feature phone, vamos, que es para llamadas y poco más cuando te vas a los San Fermines.

¿Recuerdas mi odisea griega del principio del artículo? El Nokia que compré para este menester me costó menos de la mitad que el Nokia 8110 4G. Así que si quieres un móvil única y exclusivamente para llamadas, podrás encontrar modelos Nokia o Alcatel mucho más baratos que esos 79 euros sin impuestos. Ahora, añádele los impuestos vigentes en tu país. Para España se quedaría en algo menos de cien euros.

Nokia 8110, el anzuelo de los nostálgicos

Como soy previsora, hace cosa de un mes me compré mi segundo móvil: se trata de un Xiaomi Redmi 4X y me costó prácticamente lo mismo. Obviamente es un móvil de gama baja, pero tiene un panel táctil, WhatsApp, puedo subir fotos a Facebook, usar Google Maps sin problema y alguna que otra cosa más. No tiene el Snake, pero puedo sincronizarlo bien con mi iPhone 8 Plus diario.

Ojo, esto no es un alegato en favor de los móviles chinos. Obviamente el Nokia 8110 y otros clásicos resucitados tienen su atractivo para aquellos nostálgicos, pero si lo quieres como segundo móvil, echa antes un ojo a la gama baja: quizás es mejor un smartphone chino que un feature phone.