Aunque Facebook es la red social más grande del mundo, su funcionamiento es extremadamente opaco. Nadie sabe cómo maneja sus comunidades, sus políticas y límites. De hecho, no es la primera vez que sus usuarios se quejan porque se prohíbe una foto de una mujer con el torso desnudo porque está amamantando o mostrando los terribles efectos del cáncer de mama, pero se deja idéntica imagen cuando el que aparece sin camiseta es un hombre.

14 años después, Facebook publica sus normas comunitarias de forma clara y fácil de entender

Sí, Facebook tiene una larga y compleja lista de términos de condiciones de uso, algo hecho deliberadamente para confundir al usuario respecto a sus derechos y obligaciones y ya de paso, lavarse las manos ante la extracción y comercialización de los datos.
Pero también por el enorme volumen de contenido generado que hace que simplemente sea imposible controlarlo todo.

Tras el escándalo de Cambridge Analytica, Facebook ha iniciado una campaña para lavar su imagen en la que explica que sus usuarios no son el producto y ya de paso abrir sus opacas cortinas, arrojando algo de luz sobre su funcionamiento.

De hecho en las últimas horas ha publicado su política de moderación interna para que la veamos todos. La pregunta es clara: ¿Por qué no lo había hecho antes?

Facebook insiste en que por vez primera ha elaborado esta guía con un lenguaje fácil de comprender y que han sido diseñados por expertos en tecnología y seguridad pública.

Facebook publica por fin sus normas de comportamiento. Newsmax

¿Qué está prohibido en Facebook?

Las normas comunitarias de Facebook son 27 paginas repletas de secciones en los que se habla de los principales problemas de Facebook en cuanto a contenido: violencia, comportamientos delictivos, contenido cuestionable, seguridad del usuario, integridad y autenticidad, contenido con copyright y solicitudes relacionadas con el contenido. Así mismo, cualquier sospecha de intento de bullying o incitación al odio conllevará la eliminación de contenido.

Monika Bickert, vicepresidenta de Global Product Management, lo explica en una entrada del blog de Facebook:

Tenemos gente en las 11 oficinas por todo el mundo, incluyendo expertos en discursos de odio, seguridad infantil y terrorismo. La mayoría de nosotros hemos trabajados en problemas de libertad de expresión y seguridad antes de llegar a Facebook. He trabajado en todo lo relacionado con la seguridad infantil y terrorismo durante mis años de consultora criminal y otros miembros del equipo son consejeros en secuestros, un académico que ha pasado su carrera estudiando organizaciones que incitan al oido, un abogado especializado en derechos humanos y un profesor.

Sin sorpresas para la mayoría de los usuarios. Como se podía esperar de una comunidad, cosas como la actividad terrorista, los asesinatos, el tráfico de humanos o la violencia organizada no están permitidos en la plataforma.

Pero Facebook va más allá de la legalidad y también prohíbe los intentos de tráfico de drogas, medicamentos o marihuana, incluso en los países en los que esta droga blanda sea legal.

Por cierto, por "contenido cuestionable" se refiere a contenido sexual o desnudos, aunque sigue habiendo agujeros por los que colarse:

Restringimos la muestra de actividad sexual o nudista porque ciertas personas de nuestra comunidad pueden ser sensibles a este contenido, aunque puede permitirse si se publica con propósitos educativos, humorísticos o satíricos.

El discurso del odio forma parte de ese contenido cuestionable, porque hemos de reconocer que hay una fina línea entre el discurso del odio y la libertad de expresión. Concretamente, Facebook será implacable con:

Los ataques directos a personas basados en su raza, etnia, nacionalidad, religión, orientación sexual, sexo, género, identidad de género y enfermedades o discapacidades.

Dentro del discurso del odio, Facebook considera tres estadios, que van desde el discurso violento o deseos de muerte, enfermedad o daño del nivel 1 a la llamada a la exclusión o segregación a una persona o grupo de personas basado en las características citadas del nivel 3. No hará falta que sean insultos para ello.

Cada caso será estudiado por un moderador humano y se dará una respuesta en menos de 24 horas

Además de la publicación de esta normativa de comportamiento de la comunidad, Facebook ha revelado que también habrá un proceso de apelación para las personas a las que se les haya eliminado contenido a causa del incumplimiento de las normas.

Teniendo en cuenta que las decisiones de moderación de Facebook han sido siempre irreversibles, se trata de un paso adelante hacia el diálogo y la transparencia. Para empezar, si te borran un post por haber desnudos o actividad sexual, discurso de odio o violencia gráfica, se te avisará en las próximas 24 horas para que realices alegaciones, que serán revisadas por una persona.