Con el desarrollo de Internet en el smartphone y el crecimiento de apps estrechamente ligadas a las redes sociales, han aparecido nuevas plataformas para realizar trabajos por otras personas o, simplemente, para realizar servicios de reparto de todo tipo de productos. Entre ellos, cabe hacer especial mención, por supuesto, a aplicaciones móviles como Deliveroo, Uber Eats o Glovo, entre otras.

Dejando a un lado la polémica que llevan suscitando desde, prácticamente, su creación, lo cierto es que el envío de mensajeros es algo transitorio. Es muy difícil pronosticar cuánto tiempo queda para que los elementos de transporte autónomos se hagan con este sector, pero lo cierto es que, al menos, sabemos que llegará un día en que ocurrirá. ¿Estamos próximos a este instante?

Empresas como Uber están realizando fuertes inversiones en materia de conducción autónoma

Es muy posible que esto no te lo hayas planteado en el pasado e, incluso, en el día de hoy. Sin embargo, basta con ver los movimientos llevados a cabo por Uber para conocer cuáles son los planes de este tipo de compañías. La firma que pone en contacto a usuarios con conductores está trabajando en un sistema de conducción autónoma para ponerlo en práctica en unos años.

¿Imaginas esto aplicado a los robots y a los pedidos de comida por parte de los clientes? Ya existe un robot que ha conseguido los permisos necesarios para poner en práctica sus conocimientos. El Nuro R2, que es como así se llama esta solución, ha llegado para demoler una puerta que parecía infranqueable en la actualidad. ¿Por qué es tan importante esta prueba piloto?

Veamos cuáles son las primeras conclusiones de este proyecto, qué podemos esperar a lo largo de los próximos meses respecto a esta prueba y, por supuesto, por qué este intento puede marcar el principio del fin de un sector que ha tenido un importante crecimiento, sobre todo, en las grandes ciudades. He aquí la próxima generación de repartidores a domicilio.

Nuro R2, cómo destacar frente al competidor de carne y hueso

Una vez más, el ser humano y la máquina enfrentados por el empleo. ¿Estamos ante la llegada de una nueva corriente ligada al ludismo que imperó en el siglo XIX en los principales motores industriales del mundo? Puede que no haya que dramatizar, pero lo cierto es que este modelo de negocio, en el medio y largo plazo, será más eficiente para las grandes corporaciones.

El vehículo Nuro R2 ya está funcionando en el reparto de comida a domicilio. Business Insider

El Nuro R2 tiene como principal diferenciación el espacio de carga. Pese a sus contenidas dimensiones, está especialmente pensado para cargar peso debido a una estructura amplia. Según se puede leer en el portal tecnológico especializado Tech Crunch, este vehículo con autonomía en la conducción ya está siendo probado en Houston, Texas. Ahora bien, ¿dónde está el truco?

El reparto convencional podría dar lugar a una nueva forma con el robot autónomo

Al parecer, únicamente está operativo en ciertas áreas residenciales escogidas a tal efecto con el objetivo de probar el funcionamiento de esta tecnología. No obstante, esta prueba será fundamental para entender hasta qué punto la robótica es capaz de sustituir al repartidor convencional. ¿Está únicamente pensado para áreas residenciales unifamiliares o podría operar en bloques de edificios?

Esta es una de las cuestiones que más podría interesar a las firmas de hostelería que podrían estar interesadas en la adquisición de esta tecnología. Sin embargo, la meta de esta prueba es conocer cómo puede ser la interacción del público con este tipo de robots compartiendo la vía. Además, servirá para comprobar la manejabilidad del sistema software y hardware y su compatibilidad con la app móvil.

Una mayor flexibilidad para afrontar nuevos retos de consumo

La versión R2 del Nuro, la cual es una actualización de una primera adaptación que tuvo lugar en 2018, viene a solucionar algunos de los problemas de aquel primer prototipo y a la inclusión de nuevas funciones. En esta ocasión, dispone de tecnología para poder transportar productos frescos gracias a su capacidad de refrigeración. Ahora bien, ¿qué decir respecto a su sistema de movilidad?

El Nuro R2 es un vehículo autónomo creado para transportar comida a domicilio. Quartz

Este vehículo eléctrico ha introducido una batería de mayor capacidad para contar con una mayor autonomía. Según el medio citado anteriormente, la jornada de trabajo está asegurada para poder realizarse pedidos de manera ininterrumpida. Si ha ello se suma la instalación de cámaras perimetrales y la disposición de un diseño más redondeado, se llega a la conclusión de que ahora es más seguro.

Habrá que esperar todavía unas semanas para conocer si el proyecto debe madurar todavía un poco más o si, por el contrario, la llegada de los robots es algo mucho más cerca de lo que nos pensábamos. ¿Imaginas recibir la comida de parte de una unidad como la mostrada anteriormente? Una vez más, todo parece indicar que el problema estará relacionado con los bloques de edificios.