La tecnología avanza cada día, llegando a todos los ámbitos de tu vida. Ahora hasta un frigorífico puede ser inteligente, y parece que los avances no tienen fin. Sin embargo, existen proyectos que no terminan de germinar como quisiéramos, y uno de ellos es el referente a las nuevas tecnologías de pantalla.

¿Cuándo podrás tener un móvil flexible?

El tema de las pantallas flexibles no es algo nuevo, es más, venimos oyendo hablar de ellas desde hace un par de años, pero los consumidores no han podido ver todavía unos resultados definitivos. Con el descubrimiento y posterior uso del grafeno parecía que en poco tiempo podrías llevar un smartphone flexible en tu bolsillo, pero la realidad está lejos de ser así.

¿Quién se encarga de desarrollar esta tecnología? ¿Cómo se fabrican estas pantallas? Puedes plantearte multitud de preguntas, por lo que hoy intentaremos darte respuestas para las más importantes. Continúa leyendo para conocerlo todo sobre el futuro de las pantallas.

Las pantallas flexibles darían lugar a múltiples posibilidades. AndroidPIT

Una innovadora e impresionante tecnología

Si hablamos de pantallas flexibles debemos hablar de FlexEnable, compañía británica referente en este ámbito. Dedicados totalmente a la innovación, fabrican pantallas de todo tipo: LCD, OLED, EPD y las más interesantes y de las que hoy hablaremos, las pantallas OLCD. Sin embargo, no puedes conocer a estas últimas sin saber en qué se basan las demás integrantes de esta lista.

Pantallas LCD, las que tiene todo el mundo

Son las más comunes en el mundo de la telefonía móvil y el por qué de esto es muy sencillo de responder, ya que son las más económicas. Su nombre proviene de los términos Liquid Crystal Display, es decir, pantalla de cristal líquido.

Las más baratas, aunque con desventajas

Dentro de esta categoría podemos encontrar a dos grupos, las TFT y las IPS, pero su funcionamiento es similar y por eso no haremos distinciones. Como podemos leer en Hipertextual, contamos con una gran serie de píxeles que se encuentran modificando una fuente de luz que llega hasta ellos. La imagen que nosotros observamos depende de cómo bloqueen o modifiquen esa fuente luminosa.

Su principal característica es que disponen de un emisor de luz externo, al contrario de otras que conocerás a continuación. Todo este proceso tiene lugar gracias a una gran cantidad de energía eléctrica, y aquí es donde reside la principal desventaja de esta tecnología. No son las pantallas más eficientes, ni mucho menos.

Pantallas OLED, viveza y ahorro

En esta tecnología se basan paneles como los AMOLED o Super AMOLED de Samsung. Además, nos encontramos ante una tecnología bastante más simple que la que has podido conocer en el apartado de las LCD.

Más color, más eficiencia energética

En este caso contamos con multitud de diodos generadores de luz, que proveerán de color a cada uno de los píxeles de la pantalla, de manera independiente. De esta manera podemos encontrar colores más vivos, con más potencia. Además, suponen un ahorro de energía, ya que en el caso del color negro, los píxeles se encuentran apagados.

Por si fuera poco, estas pantallas ofrecen los negros más puros, como consecuencia de la desconexión de los píxeles.

Pantallas EPD, pioneras y olvidadas

Esta es una de las tecnologías que se han usado para la fabricación de las pantallas maleables desde su comienzo. Su nombre completo es TFT-EPD y es que como habrás imaginado, se basan en las anteriormente mencionadas TFT.

Sin embargo, una prometedora y nueva invención viene haciendo ruido desde hace algún tiempo, y parece que las ventajas sobre sus competidores son variadas y notables. ¿Dará un vuelco el mundo de los paneles flexibles?

Uno de los paneles cilíndricos de FlexEnable. Xataka

OLCD, el futuro en todas partes

Como bien destacan en Xataka, desde hace algún tiempo se vienen utilizando paneles OLED para la fabricación de pantallas dúctiles. A pesar de esto, compañías como FlexEnable pretenden introducir nuevas alternativas. Una de ellas, como no, son las pantallas OLCD. Pero, ¿en qué se basan? ¿Qué tiene de especial?

Flexibles y hasta 4 veces más finas

Los responsables de esta tecnología decidieron sustituir una de las últimas capas de cristal por un especial plástico, para dotar a los paneles de una mayor flexibilidad. Además, usando unos nuevos transistores, consiguieron construir estructuras mucho más finas, hasta 4 veces más que una LCD común. De esta forma han conseguido fabricar brazaletes e incluso paneles de hasta 12 pulgadas.

Construir pantallas flexibles usando plásticos y una base LCD abarataría mucho los costes de producción, lo que propiciaría su extensión y posterior comercialización.

¿Qué puede ofrecerte esta tecnología?

Son muchas las posibilidades que nos otorgan estos revolucionarios paneles, y pueden aplicarse a diversos ámbitos, desde la automoción hasta la medicina, pasando por telefonía móvil y los wearables.

Integración en tu coche

Gracias a la maleabilidad de estas pantallas, podrían distribuirse por distintas zonas del interior de los automóviles. De esta manera, resultarían menos intrusivas, pudiéndose disimular mientras no se encuentren encendidas.

Nuevas formas de interacción con tu coche

Además, si estas resultasen más fácilmente visibles, serían capaces de informar al conductor sin demandar demasiada atención. Como podemos leer en Andro4all, las compañías saben que la seguridad es siempre lo primero y en este caso no sería un problema.

Utensilios para el quirófano

En un quirófano podemos encontrarnos con una gran variedad de aparatos electrónicos. La mayoría de ellos son terriblemente caros y frágiles. Pantallas flexibles, finas y baratas no les vendrían nada mal. Por si fuera poco, podrían introducirse paneles en aparatos e instrumentos donde antes no podían instalarse.

Señalizar donde sea

La señalización de tu ciudad, tanto la informativa como la publicitaria, tiene como objetivo llegar al máximo número de personas posibles. Los paneles OLCD serían el aliado perfecto de aquel que quiere hacerse ver.

¿Imaginas pantallas integradas en los asientos de un autobús o en las decoraciones de unas fiestas? Estas serían sólo algunas de las muchas posibilidades que estarían a nuestro alcance.

¿Imaginas paneles integrados en el mobiliario urbano?

Por lo tanto, y si todo va según lo previsto, los paneles OLCD nos acercarán mucho más a los smartphones flexibles del futuro y a infinidad de otras cosas. Puede que no tengas que esperar mucho más para poder adquirir uno, así que no pierdas la esperanza.

Y a ti, ¿qué te ha parecido esta nueva tecnología? ¿Crees que podremos ver los resultados dentro de poco?