La mayoría de ocasiones, los medios de comunicación no tenemos más remedio que replicar las mismas noticias a lo largo de un día, ya que la actualidad manda. Una vez metida esta idea en vuestra cabeza, porque ya imagino que habréis leído la noticia a lo largo y ancho de internet, os voy a contar qué ha presentado Oppo y cuál es mi opinión al respecto.

Del infinito a la cascada

A pesar de que Oppo, a la cual considero una de las compañías más atrevidas en el panorama de la telefonía móvil, quiera vendernos la idea de que están revolucionando el mercado, Samsung ya ideó, con un gran resultado, las pantallas curvas en los bordes laterales. En esta ocasión, gracias a la información que hemos podido obtener del medio de comunicación digital The Verge, sabemos que la firma asiática ha desvelado cómo serán las futuras pantallas de sus próximos dispositivos, con la inclusión de un borde, en 88 grados, que permitirá extender la misma hasta límites poco razonables.

Oppo quiere que la pantalla se desborde. Twitter
La belleza del concepto se enfrenta a posibles problemas de funcionalidad

Detrás de este concepto de pantalla casi sin bordes, tal y como puedes ver en la imagen que te mostramos sobre estas líneas, Oppo quiere introducir la llamada Waterfall Screen. Pocos datos más conocemos acerca de esta tecnología, aunque las suspicacias, como es mi caso, están empezando a surgir en las redes. Tres son los principales problemas que veo en un terminal con esta pantalla. Por una parte, ya que quieres innovar, ¿porqué no eliminar bordes también en la parte superior? Además, si quieres implantar esa curvatura, espero que aquello que se encuentre dentro de ella no sea fácilmente presionable. Por último, estamos acostumbrados a tener botones laterales, aunque, en este caso, dudo cómo podrían implantarse. Veremos qué nos depara Oppo y sus benditas locuras.