Existe un dicho que reza algo así como que la unión hace la fuerza. En este caso, el de la noticia que nos ocupa, la mezcla del nuevo sensor Face ID, disponible exclusivamente en el iPhone X, y la realidad aumentada, protagonista en las últimas presentaciones de Apple, ha impulsado a una empresa hacia un nuevo servicio.

Descubre la revolución en el ámbito de la realidad aumentada

Quizás el futuro no esté repleto de coches voladores y espadas láser, sino que la progresión hacia una sociedad más tecnológica sea gradual. De momento, la realidad aumentada ha llegado para quedarse y no es de uso exclusivo de empresas de videojuegos. ¿Quieres descubrir la tecnología detrás del Face ID y la realidad aumentada que Apple ha implementado en su flamante iPhone X?

Miles de puntos sobre tu rostro

Hace unos días pude ver un vídeo, concretamente el que te dejo debajo de este párrafo, donde se conseguía captar la red de puntos que invade una cara cuando el sistema de seguridad de Apple entra en funcionamiento. Sí, he dicho puntos, ya que la manera de actuar del sistema Face ID es proyectar sobre el rostro de la persona que quiere desbloquear un iPhone X miles de puntos de luz infrarroja. Pero, ¿cómo funciona?

La tecnología tras el Face ID es digna de elogio

Ese elemento extraño que ensombrece un poco la pantalla, casi sin bordes, del nuevo iPhone es el que contiene los elementos necesarios para que la seguridad del dispositivo sea la mejor posible. En la parte superior tenemos ocultos una cámara infrarroja, la cámara frontal, una luz de apoyo y un proyector infrarrojo. ¿Qué consigue Apple con toda esta tecnología?

Los sensores anteriormente mencionados sirven de base para captar todos los rincones y particularidades del rostro humano. No sólo miden la distancia entre ojos o el tamaño de la boca, sino que permiten establecer medidas de profundidad. Esto lleva a que el sistema no sea fácilmente hackeable, como sería el caso de utilizar una fotografía. No es perfecto, pero está muy bien ideado.

Otra realidad es posible

En el anterior párrafo te explicaba el funcionamiento del Face ID, ya que la realidad aumentada que Apple presentó hace unos meses, y que aprovechan sus últimos terminales, se sirve de dicha tecnología para ser extremadamente precisa. El ejemplo más claro son los famosos filtros de Snapchat. Sin la integración de la cámara infrarroja, los fallos son más que evidentes. Sin embargo, una vez utilizada la aplicación en el iPhone X, los filtros se ajustan naturalmente a la cara.

ARKit y iPhone X son el ejemplo de un realidad aumentada potenciada. Unity

Existen multitud de aplicaciones que ya hacen uso del famoso ARKit de la compañía de la manzana mordida, que por cierto tenemos explicado aquí en Urban Tecno de manera perfecta. Gracias a la gente de Unity, podemos conocer las bondades que el sensor frontal provee a la realidad aumentada de Apple. Te las explico a continuación.

Una de las características que ayudará a crear aplicaciones de realidad aumentada más perfectas es el denominado anclaje facial. Este concepto tan extraño es simplemente la posibilidad que el sistema otorga a los desarrolladores de poder seguir la posición y orientación de la cara, aunque esté en movimiento. Además, otra gran característica es que la cara, gracias a la cámara infrarroja, es detectada como una malla, con lo que se puede utilizar para acoplar máscaras o pintura digital de manera muy precisa.

Los animojis se hacen eco de la mejora en realidad aumentada

Una característica similar a la anterior es la obtención de variables que permiten calcular e imitar expresiones faciales, al igual que los famosos animojis que Apple ha implementado recientemente. Por último, también se pueden conocer datos acerca de la luz y cómo afecta al sujeto en cuestión. Como veis, el sensor Face ID mejorar ostensiblemente la realidad aumentada de Apple.

Gafas de prueba en tu iPhone X

Warby Parker, una empresa dedicada a la venta de productos de óptica, ha actualizado su aplicación para dispositivos móviles con sistema operativo iOS, haciéndola compatible con la realidad aumentada que portan los nuevos iPhone. De esta manera, incluyen una nueva funcionalidad que hará más sencillo el proceso de decisión de compra de tus siguientes gafas.

Captura de pantalla de la aplicación de Warby Parker. The Verge
La realidad aumentada trae mejoras a la experiencia del usuario

La aplicación utiliza la cámara para medir distintos parámetros de la cara de la persona interesada en adquirir nuevas gafas y ajusta sus distintos modelos en función de la distancia frente al dispositivo o los movimientos que éste realice. La verdad es que, seguramente, poco a poco nos encontremos más aplicaciones que hagan uso de la realidad aumentada, ya que el futuro que parece tener es inmenso. Desde Urban Tecno os seguiremos informando acerca de esta y muchas otras tecnologías.