Desde hace unas semanas, el mercado de la innovación medioambiental ha dado un vuelco. La llegada de programas de inversión en soluciones sostenibles se ha convertido en una industria que cuenta con el apoyo de importantes departamentos públicos. Entre las Administraciones que más repercusión está teniendo en esta materia se encuentra la de Estados Unidos tras las elecciones.

La victoria de la candidatura de Joe Biden ha provocado que la lucha contra el cambio climático se haya convertido en una de las prioridades de la legislatura. Es por ello que a lo largo de los próximos 4 años se desarrollará un plan para combatir uno de los principales problemas que asola la sociedad. ¿Pueden reducirse las emisiones contaminantes de forma íntegra? Quizás, esto sea apuntar demasiado alto.

La huella de carbono del ser humano sobre el medioambiente debe reducirse

Lo que sí es posible es reducir significativamente la huella de carbono. Para ello, es importante desarrollar una serie de tecnologías encaminadas a la sustitución de los recursos fósiles para la obtención de la electricidad. La innovación ORENgE, en este sentido, puede tener un gran impacto para el aprovechamiento de la energía que recibidos a diario a través de la luz.

Al calor de los proyectos de innovación ha llamado la atención lo desarrollado por GO-OPV. Esta compañía, con sede en el Estado de Florida, se ha convertido en un producto con un gran porvenir. Su fácil instalación y producción, unido a su creciente eficiencia, ha provocado que se sitúe como una de las soluciones con mayor potencial para los próximos años.

¿Está preparada la sociedad para incluir este revolucionario producto en sus vidas? De confirmarse su estandarización, es muy posible que en tu hogar, en un futuro cada vez más cercano, puedas disfrutar de la tecnología ORENgE. Todo dependerá de la apuesta que se realice por el público en sus primeras etapas y, por supuesto, de las capacidades de crecimiento de la empresa.

ORENgE, un producto con un gran potencial para los próximos años

ORENgE ha nacido con el objetivo de aprovechar al máximo la luz presente en cualquier estancia. Se trata de una fina película que tiene como principales cualidades la transparencia, la no toxicidad, la flexibilidad o su larga durabilidad, así como la inclusión de materiales puramente reciclables. Su utilidad consiste, básicamente, en la captación de la luz para la obtención de energía eléctrica.

GO-OPV ha creado ORENgE para el aprovechamiento natural de la energía recibida a través de la luz. Powermag

A distinción de las placas fotovoltaicas, este producto funciona con otras alternativas más allá de la luz solar. Esta es, sin duda, su principal diferenciación. Además, gracias a sus cualidades previstas anteriormente, es de fácil instalación y, por supuesto, se puede montar en todo tipo de espacios, ya sea un edificio o la cualquier medio de transporte expuesto a cualquier fuente de iluminación.

La comparación entre una placa fotovoltaica y el ORENgE es inmediata

El uso de materiales diferenciales es otra de las características que hacen de esta innovación un proyecto con un gran porvenir. Según se puede leer en el portal especializado Electrek, las placas fotovoltaicas dependen, entre otros, de telururo de cadmio, tetracloruro de silicio y ácido fluorhídrico. Esto no es así en esta tecnología de nueva factura.

Otra de las diferenciaciones más destacadas de esta revolucionaria solución radica en la posición del material. Mientras que las placas fotovoltaicas deben instalarse en un grado de inclinación determinado para la captación máxima de luz solar, el ORENgE se puede instalar en cualquier ángulo, incluso de forma vertical, ya que es fácil obtener un gran rango de luz de forma independiente a su posición.

Mayor productividad conforme su uso se popularice en el futuro

Curiosamente, se trata de una tecnología que dispone de un proceso de fabricación con un coste realmente bajo. Además, se utilizan materiales fácilmente reciclables, por lo que la huella de carbono es de las más reducidas entre las presentes en la industria verde. Sin duda alguna, estamos ante una de las propuestas con menor daño medioambiental entre las fuentes de energía renovable.

ORENgE reúne todas las cualidades para ser un éxito a lo largo de los próximos años. Clean Energy Authority

Entre las múltiples líneas de penetración que se están valorando respecto a este producto, cabe destacar la disposición de este material de nueva factura en muebles y cortinas. De esta forma, se pretende que se comercialice, de forma conjunta, con elementos de decoración en el hogar. Sin embargo, sus aplicaciones son mucho más amplias, algo que ocurrirá próximamente.

Se trata de un sistema que tiene una capacidad de generar energía durante 24 horas, por lo que puede ser muy eficiente una vez ha dejado de tener lugar la captación de luz proveniente del Sol. Se espera que a lo largo de los próximos años se estandarice una tecnología que sirva para reducir la contaminación y los efectos derivados de ella.