Estoy convencido que le has dado clic al enlace y has aparecido en esta noticia, porque piensas que te voy a rebelar la existencia de seres de otros mundos, de dispositivos láser que emanan de sus naves o de hombres altos y verdes que buscan hacer experimentos con la raza inferior que habita este planeta. Nada más lejos de la realidad.

A pesar de que el término OVNI, UFO si eres de habla inglesa, nos genera pensamientos acerca de hombres del espacio y películas de ciencia ficción, su uso es más habitual de lo que creemos entre las personas que trabajan en cualquier campo de la aeronáutica. Si quieres conocer más acerca de un extraño objeto y la posible explicación de su naturaleza, ya sabes que en Urban Tecno te intentamos contar las noticias con todo lujo de detalles.

El Programa OVNI

Hace apenas unos meses, allá por el mes de diciembre de 2017, el prestigioso diario The New York Times publicaba la noticia de la existencia de un programa secreto avalado por el Pentágono. Entre los 600.000 millones de dólares que el gobierno de Estados Unidos tenía presupuestados en materia de Defensa, hubo una partida, de apenas 22 millones, que se gastó en financiar el Programa de Identificación de Amenazas Aeroespaciales Avanzadas.

Dos pilotos dan caza a una nave de origen desconocido

Entre todos los documentos, testimonios, fotografías y vídeos analizados por este programa secreto, hubo una serie de imágenes, que puedes ver sobre estas líneas, que llamaron poderosamente la atención de los integrantes del mismo. En el vídeo se aprecia la conversación que mantienen dos pilotos de caza F/A-18F, mientras persiguen un objeto ovalado en el estado de California, allá por el año 2004. Si quieres saber qué es lo que se reflejó en el pertinente informe, continúa con la historia en las próximas lineas.

Desclasificación y respuestas

Siempre que oigo hablar de desclasificación de documentos, me imagino que vamos a descubrir asuntos que cambiarán la forma en que vemos el mundo o darán un vuelco a las creencias de la gente. Nunca suele ser así, aunque el documento que acaba de ser expuesto para que cualquier persona pueda acceder a él no tiene desperdicio alguno. Si quieres leerlo, no tienes más entrar en el enlace que nos ofrecen los compañeros del medio digital Las Vegas Now.

La denominación clásica de la nave desconocida cambia en el documento

Durante 13 extensas páginas podemos leer todo lo concerniente al encuentro entre los pilotos y el misterioso objeto volador no identificado. Te aconsejo, si eres un aficionado al misterio, dominas el inglés y te interesan las conspiraciones, que leas detenidamente el documento. Aunque si has llegado hasta aquí, seguramente quieres que te haga un resumen con las afirmaciones más sorprendentes que he podido encontrar. Por cierto, en el mismo no se utilizan las siglas UFO, sino que se refieren al objeto como AAV, Anomalous Aerial Vehicle, es decir, Vehículo Aéreo Anómalo.

Este vehículo, siempre según las declaraciones reflejadas en el informe, no estaba catalogado entre las aeronaves conocidas en Estados Unidos o cualquier otra nación. Su detección a través del radar resultó poco efectiva. Además, se describe una curiosa característica, más propia de las películas de Hollywood, que era la habilidad de volverse invisible al ojo humano. Aunque ésta no fue la única observación extraña. También se afirma que el AAV poseía capacidades avanzadas de propulsión y que podía mantenerse flotando sin apenas modificar su posición.

Fotograma del avistamiento del año 2004. YouTube
La detección del AAV fue problemática

Tal y como señalan los redactores del informe, este objeto no pudo ser seguido por los radares convencionales, ya que estos estaban configurados para detectar aviones de uso corriente, con lo que la aparición del AAV fue descartada por el sistema informático como un falso objetivo. Lo curioso es que se afirma que si el radar hubiese estado configurado para detectar misiles balísticos, quizás habrían podido seguir la trayectoria de este misterioso objeto volador.

A pesar de poder leer declaraciones y un informe acerca del avistamiento de esta nave desconocida, seguimos sin conocer qué vieron aquellos pilotos atónitos. Una cosa sí está clara, no todo tiene explicación o, al menos, no todo puede ser explicado en el presente. Como bien declara Sara Seager, astrofísica del MIT, al medio digital Vice:

Lo que la gente a veces no entiende acerca de la ciencia es que a menudo tenemos fenómenos que permanecen sin explicación.