El año 2017 fue clave para entender el reconocimiento facial. En septiembre de dicho año, Apple presentó una nueva generación de dispositivos que ha sido clave para entender el crecimiento de esta vía de innovación; el iPhone X. El denominado Face ID, que fue objeto de intenso debate durante semanas, propició que estemos ante una nueva dimensión en cuanto a seguridad.

Surgió como un nuevo modelo para garantizar la privacidad del usuario. Ahora, ¿quién duda de que estamos ante una de las soluciones más eficaces en esta materia? Algunas compañías han continuado apostando por el desbloqueo por huella dactilar, pero Apple ni siquiera lo ofrece ya en sus productos nuevos. Esto hace plantearnos otras cuestiones. ¿Servirá como medio de pago?

Hasta ahora, saltando a este nuevo sector, el modo contactless o el pago con el móvil se han convertido en las últimas tendencias. Los datáfonos han incorporado estos nuevos canales para que el cliente pague, pero lo cierto es que el reconocimiento facial está al llegar. Al menos esto es lo que podría pensarse viendo las pruebas que están realizándose en China.

¿Cuándo podremos pagar aquellos cuanto compremos simplemente mostrando nuestro rostro a un aparato determinado? ¿Llegaría a ser tan cómodo como las opciones disponibles en la actualidad? Quizás, como todo, sea cuestión de acostumbrarse, pero lo cierto es que podría expandirse esta solución en apenas unos meses. China, sin duda, mostrará el camino, algo que ha dejado de ser excepcional.

Veamos, por tanto, cómo el país más poblado del mundo, está probando esta tecnología. Según se puede leer en el portal Hoy, solo una calle situada en Wenzhou, tiene la clave para entender el futuro de esta operativa. De ello depende, en cierto modo, la futura estandarización de este medio de pago al resto del mundo.

El pago con nuestro rostro en el corazón comercial de Wenzhou

El área comercial de Wenzhou, el barrio de Wuma, se ha convertido en el epicentro en cuanto a innovación de los pagos telemáticos. El reconocimiento facial se ha convertido en una de las principales líneas de investigación llevadas a cabo por las empresas tecnológicas de gran calado. Esta prueba podría ser determinante para especular sobre su futura expansión.

Este sistema de reconocimiento facial está siendo probado en la zona comercial de Wenzhou. La Nación

Ant Financial, una de las empresas relacionadas con Alibaba, habría llegado a un acuerdo con las Autoridades Locales para incluir esta curiosa solución en una veintena de establecimientos comerciales. El medio utilizado para la realización de los pagos, tal y como era previsible, es Alipay, la plataforma que utiliza el gigante de la distribución comercial.

El reconocimiento facial ya se plantea como sustituto de los modos clásicos de pago

No obstante, esta herramienta cuenta con una solución que incorpora inteligencia artificial, algo básico para entender este nuevo medio de pago. Un conjunto de cámaras que monitorizan toda una serie de puntos específicos del rostro es capaz de determinar la identidad del comprador. Esta operación, la cual se realiza en menos de 10 segundos, se está jugando su futuro.

Yang Peng, vicepresidente de la firma Ant Financial, asegura que esta tecnología de reconocimiento facial tiene una eficiencia prácticamente total. De hecho, el margen de error que se ha constatado sería de tan solo un 0,01%, un dato que podría ser incluso menor conforme su uso continúe su ascenso. Aun así, ¿estamos ante una alternativa a los clásicos medios de pago?

Mayor uso en los próximos años, su estandarización está asegurada

El Gobierno de la ciudad estaría planteándose incrementar el uso de esta tecnología en otras áreas de la ciudad por los resultados que está ofreciendo este nuevo medio de pago. De hecho, en anteriores ocasiones, ya te mostramos las múltiples utilidades que tendrá esta rama de la innovación. ¿Por qué no creer que estamos ante un medio de pago válido?

El reconocimiento facial incrementará su funcionalidad en el futuro. Mediatelecom

La eliminación del datáfono podría ser una realidad en el largo plazo. Bastaría con el diseño de un programa que permitiese realizar una transferencia directamente desde nuestro smartphone por valor de una factura determinada. Esto permitiría realizar un pago en menos de 10 segundos de forma muy cómoda. ¿Por qué no imaginarlo?

El pago mediante el reconocimiento facial podría estar más cerca que nunca

Este programa piloto será clave para ver si el gigante de la distribución comercial está preparado para estandarizar es nueva forma de entender el consumo. Su llegada a los establecimientos convencionales tardaría todavía un poco más en llegar, pero parece que su avance no tendrá más obstáculos que el tiempo.

Habrá que esperar a las conclusiones del experimento para ver si estamos ante una propuesta con viabilidad comercial o si, por el contrario, deben introducirse mejoras para garantizar su efectividad y protección de datos.