La Inteligencia Artificial es algo así como el hada de la Cenicienta: no sabes muy bien cómo pero prácticamente es capaz de todo. Creatividad, prevención de desastres naturales, investigación médica…pero también control ciudadano, prejuicios, etc. Y es que lo mismo es capaz de intuir que eres gay a que diagnostica el Alzheimer una década antes que tu médico.

Como ves, la IA proporciona un gran poder y para gestionarlo se requiere una gran responsabilidad porque de lo contrario el futuro distópico que presentaba Orwell en sus novelas estaría más cerca que nunca. No hace falta ser Elon Musk para darse cuenta, pero cuantos más expertos den la voz de alarma sobre ello, antes se tomarán medidas.

La Inteligencia Artificial hace la vida más fácil, pero tiene potencial para convertirla en un infierno

Así, un grupo de investigación denominado OpenAI e integrado por expertos de las universidades de Oxford, Cambridge y Stanford han llegado a esta misma conclusión: el sci-fi llevaba razón con sus profecías, pero no como lo imaginábamos. Es improbable que suceda algo como en Terminator, pero los avances tecnológicos podrían hacer posible que los criminales empleasen el machine learning para hackear de manera invencible.

Y es que no es cuestión de echarse a temblar ante una revuelta de robots, sino de ser conscientes de las amenazas realistas para estar preparados y de este modo poder evitarlo, como podemos leer en Fortune. Entre ellas, estos expertos han alertado sobre cuatro por su potencial y riesgo inminente.

LA IA conlleva una serie de riesgos para los que aún no estamos preparados. Future of Life

Más phishing y más eficiente

Seguro que alguna vez te ha pasado: miras tu correo y encuentras un email de tu banco, quizás de Apple o Samsung, por poner un ejemplo. Te suena raro, pero la apariencia es similar y te instan a pulsar un enlace e introducir tus datos. Si caes, además de proporcionar datos personales, tu cuenta podrá ser fácilmente hackeada y allí acceder a todavía más información.

Antaño no era tan difícil darse cuenta: bastaba con mirar la dirección de correo, echar un ojo a la ortografía, la calidad de las fotografías… pero ahora cada vez son más realistas y no solo atacan mediante el email, sino que redes sociales como Twitter o Facebook también son susceptibles de tender el señuelo.

Con la Inteligencia Artificial todo cobra un halo de legitimidad mayor, ¿te imaginas la capacidad de persuasión de un software que estudia al milímetro los emails tipo de Apple o de un familiar, y luego es capaz de reproducirlos?

Cuidado con tu cuenta bancaria

La Inteligencia Artificial será adoptada por la mayoría de industrias y la financiera no será una excepción. De este modo, los bancos y cajas de ahorro implantarán machine learning para mejorar sus servicios y personalizarlos.

Sin embargo, los estafadores también podrían desarrollar chatbots para comunicarse con los clientes del banco y engañarlos, o simplemente secuestrar equipos a cambio de rescates. Desde luego, con los chatbots ya no será necesario que haya comunicación directa entre víctimas y criminales, eliminando todo rastro.

Bulos, rumores y otras noticias falsas

Si creías que con internet ya no había secretos ni forma de lograr desaparecer, con la Inteligencia Artificial todo será peor. La capacidad de estudio y simulación del machine learning no está al alcance ni siquiera del mejor imitador que conozcas. Es decir, que se pueden crear audios y vídeos de celebridades diciendo cualquier cosa y a simple vista parecer auténticos.

Sin ir más lejos, recientemente unos investigadores de la Universidad de Washington crearon un vídeo de Barack Obama, antiguo presidente de Estados Unidos, dando un discurso que parece absolutamente real. ¡Ni siquiera Michelle Obama podría distinguir a su marido!

El potencial para el bulo y la confusión es brutal, pudiendo crear noticias que asusten o induzcan a la población a actuar de cierto modo. De esta manera, condicionar el voto sería muy sencillo.

Armas de destrucción aún mas masivas

Los avances en Inteligencia Artificial pueden hacer posible que las personas (incluso una persona en solitario), causen daños devastadores. Al fin y al cabo tienen al alcance de su mano tecnologías de código abierto como drones y software de detección facial, que podrían orientarlos hacia un objetivo concreto.

Sería un sicario altamente efectivo que puedes "contratar" a un módico precio. Desde psicópatas hasta una nueva forma de conflicto bélico tremendamente dañino tanto para la sociedad como para individuos.