Muchas son las causas que pueden afectar a nuestra calidad del sueño. Es fundamental dormir las horas recomendadas por los especialistas, pero el ritmo de vida que solemos llevar no siempre nos lo permite. Ante esta situación, ¿a qué remedios suele acudir a la sociedad? La medicación es el primer remiendo al que se acude. Ahora bien, ¿es el único?

Entre las causas más comunes está la visualización de contenidos a través de las múltiples pantallas que tenemos por doquier. El número de casos, debido a este motivo, se ha disparado. Por ello, muchas son las propuestas que se han planteado para no recurrir a los procesos químicos. Unos investigadores, por ejemplo, han conseguido dar con una solución completamente disruptiva.

Un pijama con tecnología inteligente podría ser el invento definitivo contra el insomnio

¿Es la creación de un pijama inteligente la solución a un problema que no para de incrementarse con el paso de los años? Dormir de un tirón es un objetivo que muchas personas no pueden alcanzar. Sin embargo, esta suerte podría cambiar de la mano de esta novedad. ¿En qué consiste un producto que podría llegar en los próximos meses al mercado?

La American Chemical Society (ACS) ha sido el evento que ha servido como medio de presentación de esta innovación en sociedad. Su tecnología es capaz de monitorizar diferentes ámbitos que pueden afectar a la calidad del sueño. La disposición de este tipo de sensores es fundamental para el registro de nuestra actividad corporal mientras estamos durmiendo.

Veamos, por tanto, cómo es capaz de tomar decisiones este sistema con el objetivo de implementar soluciones que nos ayuden a conciliar el buscado sueño. De esta forma, podremos conocer cuáles son aquellos factores que más nos pueden afectar cuando se aproxima la noche.

UN pijama con sensores e inteligencia artificial para dormir

Esta alternativa cuenta como principal baza la nula necesidad de tomar medicación. Basta con ponérselo poco antes de ir a la cama para poder dormir de un tirón. ¿Cómo trabaja esta curiosa innovación? Varias son las líneas de acción en las que se basa esta tecnología. La primera de ellas está directamente relacionada con la monitorización de variables esenciales.

El insomnio está afectando a cada vez más un mayor número de personas. El Intransigente

El principal desafío que tuvo lugar cuando se planteó este proyecto es que debía mantener una de las cualidades fundamentales que mejor definen a esta prenda; el peso. El pijama desarrollado debía ser, al menos, muy parecido a uno convencional en términos e volumen. Por ello, la primera dificultad surgió como consecuencia de la búsqueda de esta facultad.

El pijama dispone de varios sensores para analizar el comportamiento del cuerpo

La decisión pasó por minimizar la presencia de una centralita, la cual ha terminado ocupando no más que el espacio de un botón convencional. De ahí surge toda la monitorización, la cual es alimentada por un total de 5 sensores instalados a lo largo de la prenda. Como es lógico, están situados en puntos estratégicos con el objetivo de facilitar la obtención de los datos.

Según se puede leer en Digital Trends, esta solución cuenta con la inclusión de materiales que permiten no incomodar en absoluto la calidad del sueño de la persona que porta este curioso pijama. De hecho, no notará ninguna ninguna diferencia entre ambas alternativas. Ahora bien, ¿cuáles son sus principales hándicaps a la hora de competir en un mercado inexistente todavía?

Su puesta de largo en el mercado tendrá que esperar un tiempo

Pese a poder convertirse en toda una revolución, lo cierto es que no conseguirá auparse como una de las tecnologías más disruptivas de comienzos de la próxima década. Al fin y al cabo, ofrece un rendimiento más aproximado que una pulsera inteligente, pero con un precio visiblemente mayor. ¿Quién iba a decir que comprar la novedad iba a resultar barato?

Pijama inteligente capazde mejorar la calidad del sueño de quien lo porta. El Independiente

Al parecer, de terminar produciéndose en masa, contaría con un precio que superaría los 100 dólares. De hecho, se ha barajado que el precio de salida podría estar más próximo a los 200 dólares. ¿Merece la pena? Si en rango tecnológico no tenía rival, podemos tener por seguro que aquí tampoco encontraremos un aliciente para su compra.

Esta prenda de ropa cuenta con Bluetooth para transferir la información a un móvil

La disposición de Bluetooth para pasar la información recopilada al ordenador tampoco sirve como medio de justificación. Tanto es así que una de las cuestiones que más controversia ha causado ha sido el método para lavar el pijama. ¿Deberían despegarse la unidad central y los cables antes de lavarlo a mano o mediante la lavadora? Esta ha sido, sin duda, la pregunta más destacada.

Habrá que esperar todavía un tiempo para conocer qué otras novedades podría incluir este producto en los próximos meses. Sin duda alguna, este proyecto requerirá de una vuelta para justificar el precio que se ha tanteado en la feria celebrada recientemente.