Nos ha sucedido a todos en algún momento, la señal de WiFi es fuerte, pero no hay conectividad a Internet. Esto se debe a que el WiFi y el Internet son dos cosas diferentes, y comprender la diferencia entre ambas conexiones puede ayudarte a solucionar problemas de red futuros. Y en este post te contaremos por qué muchas veces estás conectado a tu WiFI, pero no a Internet.

¿En qué se diferencia el WiFi de Internet?

Antes que nada, es importante que conozcas la diferencia entre WiFi e Internet. WiFi es un nombre comercial registrado para un grupo de tecnologías que permiten que un dispositivo, como una computadora, smartphone o consola de juegos, se conecte de forma inalámbrica a una red de área local (LAN) mediante un enlace de radio. El WiFi reemplaza la necesidad de un cable físico entre un dispositivo en red y un enrutador, un dispositivo que administra las conexiones entre todos los dispositivos en la LAN.

Internet, por otra parte, es un nombre general para cientos de millones de redes más pequeñas, unidas entre sí. Dentro de estas redes más pequeñas hay miles de millones de dispositivos conectados a través de los protocolos TCP/IP. Estos dispositivos pueden conectarse entre sí mediante cables físicos, cableado óptico, enlaces de radio u otras tecnologías que aún no se han diseñado.

Entonces, cuando alguno de tus dispositivos tiene una conexión WiFi, está conectado a una red LAN. Pero esta red a la que estás conectado puede no estar necesariamente conectada a Internet. Ahí es donde radica el problema, así que miremos más de cerca.

Es importante entender los problemas de conexión

A continuación te mostramos un diagrama de red muy simplificado. En él, se puede observar un dispositivo que está vinculado a un enrutador a través de una red de WiFi, formando una red local, y una red local que está conectada con éxito a Internet.

Este diagrama de red muestra una conexión entre una red local e Internet.

A veces, el enlace entre tu red local (administrada por un enrutador o un módem) e Internet se cae. Podría haber un problema temporal con el equipo de tu proveedor de servicios de Internet (ISP), daños físicos en los cables que te conectan a la red del proveedor o algún otro problema. En esos casos, todavía estás conectado a la red local, pero tu red local no está conectada a Internet.

Este diagrama de red muestra un enlace roto entre una red local e Internet.

Cuando esto sucede, tu dispositivo puede mostrar una fuerte conexión o una muy buena señal de WiFi, pero no tiene conectividad a Internet.

Qué hacer cuando tu conexión a Internet no funciona

Cuando tengas problemas con tu conexión a Internet, primero intenta reiniciar tu dispositivo. Si eso no funciona, es momento de probar otras opciones:

Primero lo primero

Lo primero que debes hacer es empezar con lo más básico. En este caso puedes intentar reiniciar o apagar tu modem y tu enrutador. Luego enciende el modem, espera unos 30 segundos y enciende también el router. Esto suele corregir algunos problemas de conexión la mayoría de las veces.

Intenta resolver el problema desde tu ordenador

Si tienes problemas de conexión, tal vez puedas solucionarlos desde tu PC con Windows. Para eso solo tienes que hacer clic con el botón derecho en el icono de Internet en la barra de tareas, selecciona la opción Solucionar problemas y espere a que tu ordenador haga lo suyo. El proceso es simple y rápido, y tal vez sea la solución que estás buscando.

Tal vez el problema sea con tu proveedor de Internet

A veces, si el WiFi está conectado, pero no hay Internet, el error puede ser con la conexión a Internet y no con ningún dispositivo. Podría deberse a cables rotos, interrupciones del servicio o casi cualquier otra cosa que no esté bajo tu control. Dicho esto, es importante saber si el problema radica en tu proveedor de Internet. Para esto, verifica si la luz de Internet del módem funciona. Idealmente, las luces de alimentación y DSL deben estar encendidas. Además, verifica que no haya nada inusual, como el parpadeo constante de las luces.

Si las luces no están encendidas o si ves luces parpadeantes, comunícate con tu proveedor de servicios de Internet de inmediato, tal vez allí esté el problema y puedan brindarte una pronta solución.