Porsche, en apenas unos años, se ha convertido en uno de los fabricantes que más está apostando por las tecnologías sostenibles. ¿Quién iba a decir que esta compañía ofrecería mecánicas eléctricas en 2020? El compromiso de la filial del grupo Volkswagen con la transición ecológica es máximo. No obstante, esta nueva estrategia no solo afectará a su primer modelo eléctrico, el Taycan.

Según se ha podido saber gracias a InsideEVs, la futura berlina completamente eléctrica contará con un proceso de fabricación en la que no se producirán emisiones de CO2. Esta consideración es la que se puede tener en cuenta tras descubrir el empeño que se está realizando en las instalaciones que darán lugar a sus cadenas de montaje.

Las partículas de óxido de nitrógeno predominan en la combustión del diésel

Hasta el momento, se sabía que se respetaría, en lo máximo posible, las emisiones contaminantes durante la mayor parte de su proceso de producción. Lo que no sabíamos era que la compañía llegaría a interceptar partículas contaminantes presentes en el aire. ¿Cómo lo han conseguido? La disposición de un material en el exterior de la fábrica será fundamental para lograrlo.

Una primera prueba tenida lugar sobre una superficie de unos pocos metros ha servido para entender los potenciales beneficios que tenía esta solución. Su estandarización, tras un periodo de pruebas exitoso, podría servir para la inclusión de esta solución en el resto de la superficie de la fábrica en la que tendrá lugar la producción del primer modelo puramente eléctrico de la marca.

Veamos, por tanto, en qué consiste esta tecnología y cómo podría ser determinante para entender el futuro de la industria. ¿Y si las paredes pudiesen servir como elementos de limpieza de la polución? Esto es justo lo que se estaría valorando en el seno de Porsche. Esta tecnología, de hecho, podría ver multiplicado su utilización en muchos otros edificios.

Una problemática que afecta principalmente a Europa

El mercado del Viejo Continente podría ver en esta solución una alternativa para reducir los niveles de polución de forma notable. La compañía alemana ha instalado una pared que permite captar sustancias nocivas para la solución, entre las cuales cabe destacar una en particular, las de óxido de nitrógeno. ¿Cómo acabar con esta problemática?

Porsche combatirá la contaminación mediante una innovación disruptiva. InsideEVs

Al parecer, según se puede leer en el citado portal, la inclusión de una solución absorbente es lo que ha permitido eliminar parte de las composiciones contaminantes presentes en los alrededores de esta solución. La disposición de la fachada de aluminio recubierto con dióxido de titanio habría sido la base de esta innovación.

Las partículas son eliminadas a través de un proceso natural de agua y sol

Una de las principales prioridades de esta tecnología está relacionada con lo que ocurre tras la incrustación de las partículas contaminantes. El recubrimiento especial actuaría como un catalizador, descomponiéndolas y convirtiéndolas en sustancias inofensivas cuando se exponen al agua o a la luz solar.

El primer proyecto que ha tenido lugar bajo esta tecnología se ha centrado en una superficie total de 126 metros cuadrados. Se ha podido comprobar cómo la eliminación de parte de la contaminación podría multiplicarse si su uso se estandarizase en el mercado. Ante esta situación, Porsche ha decidido aplicar la misma solución en toda la fachada del edificio.

Un programa esperanzador en un entorno infestado por el diésel

Uno de los problemas más relacionados con el diésel está relacionado con la emisión de partículas de óxido de nitrógeno (NOx). Esta sustancia es un elemento clave para entender los programas de electrificación del parque automovilístico que están viviéndose en Europa.

Porsche se ha convertido en uno de los fabricantes más aventajados en movilidad sostenible. Teslarati

La firma de coches de alta gama Stuttgart-Zuffenhausen, la cual está siendo adaptada para dar comienzo con la producción del Taycan, podría haberse convertido en el epicentro de la tecnología para reducir la contaminación. ¿Imaginas la instalación de estas placas en todo tipo de edificios con el objetivo de reducir la presencia de partículas contaminantes en el ambiente?

Porsche se ha posicionado como uno de los fabricantes más innovadores en materia sostenible

Es pronto para determinar qué estandarización podría tener este producto en el mercado. Su coste de fabricación, precio para el mercado minorista o, simplemente, su dificultad en cuanto a la instalación, todavía no han sido revelados. ¿Se convertirá Porsche en una firma diversificada? Todavía es pronto para saberlo.

No obstante, este nuevo paso sirve para comprobar, una vez más, cómo la firma con sede en Stuttgart está a la última en materia de innovación. El compromiso con el coche eléctrico se ha convertido en una prioridad para la marca, pero no es el único movimiento en torno a ello. Esta pared podría servir para reducir unas emisiones que se han convertido en el centro de la polémica en Europa.