Aunque todos coincidimos en que la privacidad tiene un valor incalculable, es curioso comprobar cómo variarán las respuestas si preguntas a alguien cuánto creen que valen sus datos personales. Algunos dirán que nada (al fin y al cabo qué más da que sepas cuál es mi nombre o mis grupos favoritos) y otros asegurarían que su información es muy valiosa.

No solo Facebook comercia: tus datos son lo más jugoso de internet

De ahí que el escándalo de Cambridge Analytica esté haciendo tanto daño a Facebook, no solo por su imagen, sino también por la cantidad de usuarios que están siguiendo el movimiento #deleteFacebook y, en consecuencia, borrando sus perfiles. No se puede decir que Facebook no lo advirtiera en su política de privacidad que aceptas sin leer. En Facebook debes saber que si todo es gratis es porque el producto eres tú.

Aunque la plataforma de Mark Zuckerberg lo sepa todo de ti, la extracción de información personal y mercadeo está a la orden del día. En el caso de Facebook no solo por la app en sí, sino también en su contenido, sirva como ejemplo las tarjetas de crédito que se venden con total impunidad.

Los datos personales son el botín del tesoro de los hackers, que se valen de todo tipo de artimañas para robar y comerciar con ellos por mucho menos dinero del que crees. Los login de las apps más populares se venden por casi nada en el dark web, una vastedad en la que narcotraficantes, criminales y traficantes de armas se mueven como pez en el agua.

Sale más barato tu contraseña de Gmail que pedir un café

De hecho, tus datos están casi regalados en internet. Lo sabemos gracias a un estudio reciente elaborado por la agencia Fractl y publicado por MarketWatch, que ha visto la luz justo en un momento en el que el derecho a la privacidad escuece más que nunca por una práctica común entre las firmas de marketing y de estudios de mercado: la compraventa de datos personales.

Para el estudio Fractl se instaló un cliente Tor que permite acceder al dark web, sumergiéndose en tres grandes plataformas de compraventa (al estilo Amazon o eBay, pero en turbio): Dream, Point y Wall Street Market con una misión: averiguar el precio de nuestros datos personales.

¿Cuánto valen tus datos personales?

Allí descubrió que por 5,20 dólares es posible conseguir tus credenciales de Facebook. Esto son menos de 5 euros. Y como ya sabemos, Facebook sabe más de ti que tu madre y tu pareja juntas, así que esta es la puerta de acceso a un montón de jugosa información gracias a la ingente cantidad de apps vampiras de datos que se vinculan a esta red social: Airbnb, Privalia, Spotify, Farmville, Booking… la lista es larga, muy larga.

Muchos usuarios usan su cuenta de Facebook para acceder a estas apps, así que si un hacker logra tus credenciales, rápidamente podrá entrar a tus cuentas de otras aplicaciones.

Un ránking del precio de tus credenciales en función de la oferta y la demanda. Daily Mail

Pero hay mundo más allá de Facebook y sus apps de terceros. Gmail o Uber no son mucho más caras: solo un dolar cuesta comprar tu dirección de correo electrónico con su respectiva contraseña, mientras que Uber se va hasta los 7 dólares. La credencial más cara es la de PayPal, por la que pueden pedir hasta 247 dólares, algo así como 200 euros.

Como en cualquier mercado, los precios se rigen por la ley de la oferta y la demanda: es tan fácil obtener algunos datos personales que su coste es irrisorio.

Piensa a lo grande: ¿Cuánto vale tu huella en internet?

Pero vamos un paso más allá: un estudio elaborado por la firma de seguridad Top 10 VPN ha cuantificado cuánto vale toda tu identidad de internet: solo 1.200 dólares, unos mil euros al cambio. Según el Daily Mail, tus credenciales de Facebook siguen teniendo un coste nimio.

Este es el precio de compraventa de tus credenciales. Daily Mail

Lo peor de todo es que documentos sensibles como los selfies o incluso tu pasaporte se pueden comprar por 29 y 62 dólares, respectivamente. No obstante, los hackers buscan dinero, por eso también se mercadea con tu información financiera, valorada en 710 dólares: cuentas bancarias, tarjetas, plataformas de pago…

El verdadero producto estrella es el denominado como "fullz", que viene a ser como un paquete completo sobre una persona: datos financieros, información identificativa, direcciones de facturación, número de la seguridad social, fecha de nacimiento…

¿Sabes qué es lo que menos interesa a los hackers? Tus credenciales para las apps de ligue como Match o Tinder. No tiene sentido flirtear contigo cuando es mucho más sencillo buscar tu información en otros sitios. Y es que recuerda: los hackers solo te quieren por tu dinero.