Doy por supuesto que no vas a comentar en nuestras redes sociales esta noticia únicamente habiendo leído el titular que redacté. Sé que habrá mucha gente que hará todo lo contrario, pero me ahorraré rectificar su conducta. En definitiva, ya conocemos cómo es el nuevo, y primer, smartwatch de la compañía asiática y lamentablemente falta innovación y nuevas ideas por los cuatro costados. Déjame que te enseñe lo que nos ofrecerá Oppo.

La fotocopia del Apple Watch

Recientemente, gracias a la información que hemos podido encontrar en el medio de comunicación norteamericano The Verge, hemos tenido noticias acerca del aspecto y características del Oppo Watch. Resulta un tanto exagerado que hasta hayan decidido copiar la nomenclatura directamente de la compañía de Cupertino, pero es evidente que el único reloj inteligente que tiene éxito en el mercado debe considerarse un referente para el resto de fabricantes. Aún bajo ese aspecto similar, el reloj de Oppo incluye una pantalla de 1’91 pulgadas con tecnología OLED y posee esferas de 46 milímetros y de 41 milímetros.

Si los fabricantes quieren destacar en este mercado, deberían ofrecer soluciones más innovadoras

Entre las características que ha destacado la compañía china está la carga rápida del dispositivo, que copia la funcionalidad de los teléfonos móviles de Oppo, un sistema denominado VOOC, y que permitirá al usuario poder cargar el 45% de la batería del reloj en 15 minutos, siendo necesarios 75 minutos para su carga completa. Integración de eSim, sistema operativo ColorOS Watch, resistente al agua hasta 50 metros y un precio de alrededor de 200 euros al cambio, el smartwatch saldrá a la venta el 24 de marzo en China, hacen de este dispositivo un jugador más en un mercado realmente poco prometedor. Buena suerte, Oppo Watch.