Mira que quedan pocos días para acabar el año, pero parece que no será un camino de rosas para la compañía presidida por Tim Cook. Ahora, desde una de las mayores potencias económicas del panorama actual, llegan malas noticias para Apple. Qualcomm tiene mucho que decir y, en esta ocasión, el futuro se presenta lleno de nubes negras en el horizonte de la empresa de Cupertino.

Una historia de patentes

La información a la que hemos podido tener acceso, a través de un comunicado, que puedes consultar en el siguiente enlace, emitido por Qualcomm, explica la prohibición que ha sido impuesta a Apple para la importación y venta de distintos productos de la compañía en el mercado chino. Concretamente, los modelos de teléfono que están puestos bajo cuarentena son: iPhone 6S, iPhone 6S Plus, iPhone 7, iPhone 7 Plus, iPhone 8, iPhone 8 Plus y iPhone X.

Apple tiene un grave problema en China. Hipertextual
Qualcomm tiene una extensa gama de patentes

Según la nota de prensa, Qualcomm tenía presentado en un juzgado chino una demanda contra Apple por incumplimiento de dos patentes, habiendo sido estas, además, aprobadas por el propio organismo regulador en China, la denominada SIPO, que sería la Oficina de Patentes del país asiático. Las patentes tienen que ver, por una parte, con ajustes de tamaño en las fotografías y, por otro lado, con la gestión de aplicaciones en una pantalla táctil. En el comunicado, Qualcomm explica que:

Valoramos enormemente nuestras relaciones con los consumidores, raramente recurriendo a los juzgados, pero también tenemos la firme creencia que necesitar proteger nuestros derechos de propiedad intelectual. Apple continúa beneficiándose de nuestra propiedad intelectual, mientras se niega a compensarnos. Estas órdenes del juzgado son la confirmación de la fortaleza del porfolio de patentes de Qualcomm.