Si has comprado bitcoins u otras monedas virtuales, probablemente te estés echando las manos a la cabeza. Y no es para menos, ¡menudo año! En los primeros 3 meses de 2018 el Bitcoin apenas ha llegado a los 10.000 dólares, muy alejados de los 20.000 dólares que había alcanzado durante el otoño.

Es momento de esperar tiempos mejores en los que las criptomonedas vuelvan a resurgir, que lo harán tarde o temprano. Un momento: no todo son caras largas, hay gente que esboza una sonrisa: el Buttcoin está más alto que nunca.

Avaricia, ignorancia y oscurantismo: la receta para el desastre llamado Bitcoin

Seguro que no les habías puesto nombre, pero muy rápidamente reconocerás a alguno en tu entorno. Y es que cuando el tema de las criptodivisas comenzó a oírse por las barras de los bares y sobremesas, distinguíamos a dos tipos entre la multitud: el que había invertido antes que nadie y se estaba forrando y otro mucho más huraño y conservador, que aseguraba que todo eso era una peligrosa burbuja, un timo para avariciosos ávidos de sacarse unos dineros invirtiendo sus ahorros.

Buttcoin, la única moneda virtual que te hará ganar… una sonrisa. Mashable

Si vuelves a quedar con ellos, notarás cómo las tornas se han cambiado y el que protestaba está impaciente por volver a sacar el tema mientras masculla un traicionero "te lo dije". Zas, en toda la boca. Acabas de descubrir al buttcoiner.

Pero este movimiento se ha oficializado y como tal podemos encontrar su hilo en Reddit, que es el origen de todo lo malo y bueno de internet. En Twitter también tienen su propio perfil e incluso tienen un logo, que como no podía ser menos, se asemeja al del Bitcoin pero con un culo. Así que mientras unos se tiran de los pelos, otros dejan volar su mala baba con memes y GIFs variados.

Desde luego guasa no les falta:

Ojo, tampoco es que quieran que la gente se arruine, sino simplemente les hace gracia toda esta fiebre hacia algo con tantos claroscuros como las monedas virtuales y cómo muchos se han tirado a la piscina sin ver el fondo.

Detrás de ambos perfiles se encuentra la misma persona (grupo de personas en realidad), que se escuda bajo el sinónimo de Barry Oners, que ha declarado para Mashable:

El nombre surgió de la nada en foros. En 2011 Gawker escribió un articulo sobre Silk Road (una plataforma estilo Amazon de la dark web de la que ya te hablamos) y cómo los bitcoins estaban relacionados. Así es como el Bitcoin se hizo mainstream. Descubrimos un hilo que comenzó como algo serio, pero había gente muy tonta involucrada: gente que intenta minar de forma absurda, que borra sin querer su wallets, gente que cae en timos evidentes…

Desde luego, con las monedas virtuales muchos han hecho su agosto, y no nos referimos a los pequeños inversores precisamente. Pero Oners tiene más sensibilidad de lo que parece:

Me da pena la gente que se ha arruinado estos últimos meses por culpa de los expertos en monedas virtuales que les habían asegurado que el Bitcoin llegaría hasta la luna. Ellos sedujeron a los novatos a este caos, la culpa es de ambos.

Por supuesto, Oners ve dolor, mucho dolor en el horizonte. Y es que retomando lo expuesto arriba, del mismo modo que hay incautos en el mundo de las criptomonedas, también hay cuñados que compraron más y mejor que tú, por supuesto pagando mucho menos. Y causan su efecto: que muchos inviertan incluso pagando a crédito o hipotecando su casa porque lo ven un negocio redondo.

Pero lo del Buttcoin es una broma sana, no obstante aseguran que no quieren que desaparezca porque si se muere el Bitcoin, el Buttcoin morirá con él, que para eso son la némesis. Así que larga vida al Bitcoin.