No hace mucho saltaba la polémica por una de las prácticas de Uber, la app de transporte urbano que utilizan millones de personas en todo el mundo para desplazarse. El problema surgió cuando se supo que Uber utilizaba una forma de huella digital –también conocida como fingerprinting– que contravenía las normas de privacidad introducidas por Apple a partir de 2014, y destapó una práctica tóxica que no solo estaba siendo realizada por Uber, sino que están aprovechando muchas otras compañías y hackers.

¿Qué es la huella digital?

Originalmente, la huella digital es una forma de rastreo en la red que tiene lugar introduciendo un código individualizado en un archivo o un dispositivo en específico. Uno de sus primeros usos surgió como respuesta a la piratería de películas y música en internet, especialmente extendida durante los años 90. Para tratar de solucionar este problema, la industria introdujo pequeños códigos de seguimiento en diferentes copias de sus propios contenidos musicales y audiovisuales, para facilitar su rastreo cuando fuesen pirateados.

¿Cuáles son los riesgos del fingerprinting?

fingerprint

Uno de los principales riesgos de la huella digital surge cuando es utilizada para fines que van mucho más allá de lo ético. Los tipos de huella digital pueden variar mucho entre sí y destinarse para el seguimiento y el rastreo de personas al margen de la legalidad. Una huella digital potencialmente dañina puede actuar como un malware y facilitar datos del uso que una persona hace de sus dispositivos, su ubicación, sus datos personales e, incluso, sus números de tarjeta de crédito.

El caso de Uber

uber iPhone

En el caso de Uber, la huella digital fue utilizada entre sus propios conductores para detectar posibles casos de fraude. En diversos países hubo conductores que utilizaban iPhones robados para falsificar carreras de Uber y obtener así mayores ingresos por parte de la compañía. Uber introdujo un código malicioso en su app que permanecía en los iPhones incluso después de desinstalada y que facilitaba a Uber un amplio abanico de datos personales de sus usuarios, contraviniendo de forma flagrante no solo las políticas de privacidad de Apple sino la propia normativa europea, entre otras.

La magnitud del problema

Este tipo de seguimiento no solo ha sido realizado por Uber. La magnitud del problema pasa por el hecho de que se trata de una práctica ampliamente extendida en internet, con un gran número de empresas y particulares aprovechando las ventajas estratégicas de las fingerprints para obtener datos privados de miles de personas. Esto es especialmente preocupante en el caso de los hackers, que instalan su huella digital en apps o archivos piratas y obtienen acceso de esta forma a los datos personales de sus víctimas.

¿Es peor que las cookies?

teclado retroiluminado

En cierto sentido, la huella digital es una amenaza más peligrosa que las cookies porque no es fácilmente desinstalable. Si bien en muchos casos las cookies pueden registrar datos de seguimiento similares a los de una huella digital, una cookie es un archivo localizable que puede ser desinstalado en cualquier momento por el usuario desde su propio navegador, mientras que una huella digital opera sin que el usuario sepa de su existencia ni disponga de medios para retirarla de su sistema.

¿Cómo proteger tus datos privados?

seguridad internet

A la hora de proteger tus datos privados, hay varias medidas que puedes adoptar para asegurarte de que tu información personal sigue siendo personal. Algunas de las más importantes son:

  • Utilizar un antivirus profesional: Los antivirus profesionales pueden incluso detectar algunas formas de fingerprinting como malware y sacarlas de tu sistema. Tu equipo es excesivamente vulnerable si no lo proteges con un antivirus. Se trata de la primera medida que debes adoptar, y, por su importancia, es fundamental que evites los antivirus gratuitos y poco fiables.

  • Utilizar una VPN: Cada vez resulta más necesario utilizar una VPN, que es una red privada virtual a través de la cual podrás redirigir tu conexión a internet por un canal completamente encriptado para mantener tus comunicaciones seguras en todo momento. Una VPN mantendrá tu navegación confidencial incluso si te conectas desde redes públicas abiertas o vulnerables como las de una cafetería o una biblioteca.

  • Descargar solo apps legítimas: Asegúrate siempre de descargar únicamente apps legítimas procedentes de la Play Store o la App Store. Las apps de descarga externa pueden contener diferentes formas de malware, incluyendo huellas digitales diseñadas para rastrear el uso que haces de tus dispositivos y los datos personales que almacenas, envías o recibes desde ellos.