Los rumores empezaron a inicios de noviembre: Disney estaba preparando uno de sus mejores movimientos. Sin embargo, parece que la compañía se echó atrás en sus interés hasta comienzos de diciembre, fecha en la que reinició con más fuerza un proceso que se ha saldado con éxito. El que la sigue la consigue, y Disney ha anunciado ya la compra de Fox, como informa Urban Tecno.

Disney desembolsará una cantidad impresionante para hacerse con Fox

Este negocio podría catalogarse fácilmente como uno de los grandes de la década, al lado de la compra de Time Warner por la compañía AT&T, entre otros. Un movimiento tan importante como este tiene una consecuencias de las que debemos hablar sí o sí.

El mercado audiovisual va a cambiar si, finalmente, los reguladores permiten que Disney se haga con Fox. ¿Qué supone realmente esta adquisición? Para comprenderlo, en primer lugar debemos conocer qué empresas y divisiones está comprando Disney con este acuerdo.

Una cifra impresionante para una compra histórica

Conocer los datos de la noticia es fundamental para entender realmente qué significa o cómo la vamos a ver representada en el cine, por ejemplo. Esta adquisición supone, principalmente, que Disney se haga con la mayor parte de 21st Century Fox, la gran compañía del entretenimiento.

El acuerdo alcanza en concreto a los estudios de televisión y cine de Fox, suponiendo así la llegada a Disney de producciones célebres como Avatar, Los Simpsons o Alien. Además, Disney se hace también con un control mayoritario de la plataforma de streaming Hulu, tal y como informa Engadget.

Disney ha anunciado la compra de Fox por 52 billones de dólares. BrainStomping

Ahí no queda todo, ya que la compañía se hace también con los derechos de canales de televisión por cable, se convierte en responsable de una deuda de 13.700 millones de dólares y, finalmente, opta a hacerse también con Sky, una empresa que será propiedad de Fox al completo en el futuro si las negociaciones salen bien.

Como habrás supuesto, todas estas empresas al cargo de Fox no son gratis para Disney, que ha puesto una cifra de dinero escandalosa encima de la mesa. Nada más y nada menos que 52.400 millones de dólares (52 billones) desembolsará el conglomerado creado por Walt Disney para darle un vuelco a la industria del entretenimiento. ¿Lo conseguirá?

¿Qué supone realmente el acuerdo?

La compra de Fox por parte de Disney puede suponer un cambio muy importante en el sector audiovisual. Desde los superhéroes hasta los servicios de streaming, nadie se salvará de verse implicado en este acuerdo. Esto ha causado que la noticia estuviese en boca de todos en pocos minutos, dando origen a miles de memes (algunos mejores que otros).

Ya has podido comprobar que Disney se va a hacer (siempre que los reguladores lo permitan, repetimos) con empresas claves que forman el conglomerado de Fox. La adquisición de estas divisiones pueden suponer cambios muy interesantes, como descubrirás a continuación.

Las películas originales de Star Wars tienen nuevo dueño

Hasta el momento, Disney se encargaba de los nuevos episodios de una de las sagas más importantes de la historia cinematográfica. Un ejemplo claro es Star Wars: Episodio VIII – Los últimos Jedi, película de lanzamiento inminente.

Disney aspira a poseer todos los derechos de la siempre exitosa Star Wars

Fox tenía los derechos totales del Episodio IV: Una nueva esperanza, la primera estrenada en cines. Sin embargo, algo diferente sucedía con los Episodios del II al IV, ya que Fox poseía los derechos de distribución para el hogar pero que volverían a Disney en 2020.

La compañía ya no tiene que preocuparse más, ya que, tras este acuerdo, se hará con todos los derechos de la saga de George Lucas. Esto supone un gran logro para Disney, que se asegura la posesión completa de una saga que sigue dando muchos éxitos.

Marvel tiene nuevos compañeros

Como bien informa El País, 4.300 millones de dólares fue la cantidad que pagó Disney en 2010 para hacerse con Marvel Entertainment. Bueno, más bien con parte de esa empresa, ya que Fox optó por quedarse con los derechos de franquicias como X-Men y Fantastic Four.

Ahora, tras la compra de Fox, estos superhéroes regresan a Marvel, su hogar, y podrán reunirse con sus antiguos compañeros en la gran pantalla. ¿Quién firma ya un encuentro entre Deadpool y Los Vengadores, por ejemplo?

Netflix, ha llegado la hora de temer

Tal y como hemos repetido en varias ocasiones en Urban Tecno, Netflix cuenta con el liderazgo en la industria de los servicios en streaming. Sus millones de usuarios en todo el mundo le avalan, pero puede que le vaya a llegar una competencia muy poderosa.

Disney ya ha anunciado que tiene en marcha el lanzamiento de su propia plataforma de vídeo bajo demanda, que llegará en 2019. La compra de Fox asegura que el servicio de Disney cuente con un catálogo impresionante que será muy difícil de superar.

Disney se hace así con los derechos de producciones como Los Simpsons, Avatar o Deadpool.

Todo el catálogo que ya poseía la compañía de Mickey ahora es reforzado por todo el material de Fox, entre el que destacan películas como Avatar y Alien y series como la mítica Los Simpsons, Futurama o Cómo conocí a vuestra madre. ¿Añadirá Disney todo el contenido deportivo de Fox? Sería una gran decisión.

El entretenimiento se enfrenta a un gran cambio

Los 52.400 millones de dólares ofrecidos por Disney a cambio de Fox pueden acabar siendo muy rentables. La compañía se haría con los derechos de decenas de empresas que desempeñan un papel fundamental en la industria del entretenimiento.

El cambio de manos en estas divisiones puede suponer un importante cambio en el sector tal y como lo conocíamos hasta ahora. Desde Star Wars hasta Los Simpsons, pasando por célebres canales de televisión, nadie escapará de esta compra. Eso sí, siempre que los reguladores den luz verde a la misma.