Echando un rápido vistazo al pasado, podemos sentirnos orgullosos de ver lo mucho que ha evolucionado la tecnología relacionada con el ámbito de la salud. Tan solo hay que ver cómo algunas de las enfermedades sin apenas riesgo de muerte en la actualidad tenían un alto índice de mortandad para entender qué supone la investigación en este sentido.

Los actuales equipos médicos cuentan con instrumental de última tecnología con el objetivo de facilitar un trabajo que, en muchas ocasiones, requiere de mucha exactitud. El diagnóstico continúa siendo algo primordial en el día a día, por lo que disponer de herramientas precisas es algo necesario y fundamental.

La radiografía en 3D ya es una realidad de la mano de Mars Bioimaging

A relación de lo anterior, llama la atención como la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN en sus siglas en inglés) ha conseguido crear una nueva tecnología en esta etapa. Esta nueva solución está especialmente relacionada con el análisis mediante tecnología radiográfica. Unos investigadores han logrado producir una radiografía en tecnología 3D.

¿Qué avances puede suponer la inclusión de esta nueva generación de pruebas? Sin lugar a dudas, esto facilitará al paciente y al médico saber, con una mayor aproximación, dónde se ha producido la lesión. De esta forma, se podrá anticipar la ordenación de un protocolo para acortar plazos en la recuperación.

¿En qué consiste esta nueva generación de radiografías y cómo puede producirse su estandarización? Mars Bioimaging ha sido la compañía que ha logrado llevar a cabo una innovación que podría llegar al mercado en los próximos meses tras superar una serie de pruebas de protocolo.

Radiografías en 3D, la herramienta definitiva en el diagnóstico

Este nuevo invento, de origen neozelandés, será capaz de detectar qué posibles problemas rodean a una lesión que tenga como protagonista a huesos, lípidos y tejidos blandos. Una especie de chip es el causante de que ya sea posible contar con una imagen en 3D sobre alguna de nuestras extremidades.

Mars Bioimaging es la compañía que ha conseguido crear la radiografía en 3D. New Atlas

Sin lugar a dudas, la principal ventaja de esta nueva generación de dispositivos de escáner es la separación por colores de los diferentes componentes que conforman nuestro cuerpo. En cada una de las imágenes se puede detectar qué corresponde a huesos, articulaciones u otra materia. Su implementación está relacionada, sobre todo, con la búsqueda de problemas adicionales.

El objetivo primordial que se contempló para el desarrollo de esta nueva tecnología está relacionado con las posibles consecuencias que habría ocasionado una determinada lesión alrededor del centro del problema. En algunas ocasiones, esta provoca alteraciones en los componentes anexos, lo cual no siempre es posible contemplar en una sencilla sesión de contraste tradicional.

Mars Bioimaging, según se puede leer en el portal New Atlas, compara este adelanto con el paso que supuso la llegada de las fotografías en color respecto a las clásicas en blanco y negro. ¿Cuáles son algunas de las características más destacadas de esta nueva solución destinada a la mejora de la sanidad?

La radiografía en 3D cambiará los patrones del diagnóstico

Spectral CT, que es como así ha denominado Mars Bioimaging esta nueva tecnología, es capaz de detectar los diferentes componentes a escanear por la atenuación que los rayos X ejercen sobre los diferentes tejidos y texturas que hay presentes bajo la piel.

Una radiografía en 3D mediante la tecnología aplicada por el CERN. New Atlas

No obstante, la pieza angular de la invención de esta nueva tecnología la ha incluido el CERN. Uno de los organismos más destacados en materia de investigación en Europa ha aportado el chip Medipix3, el cual es capaz de analizar cada dato que ofrece el escáner de alta especificación.

Los resultados, tal y como se puede observar en las imágenes anteriores, pueden servir para entender cómo la tecnología está mejorando a pasos agigantados. ¿Llegará en los próximos años a los principales hospitales a nivel mundial? Todavía es pronto para saber si se obtienen todos los permisos para su implantación, pero de confirmarse, estamos ante un salto tecnológico.

Se espera, en un futuro más próximo, que sea capaz de detectar con precocidad otros problemas de salud como enfermedades cardiovasculares o el cáncer, entre otras. De ser efectivo este sistema, podríamos estar ante una de las innovaciones más destacadas de los últimos años en el terreno sanitario.