Rusia no para. Tras la inminente criptomoneda estatal que está al caer, ha sorprendido a propios y extraños con una innovación en materia de guerra bastante sorprendente: un uniforme de Superman.

No me malinterpretes, no me refiero a unas mallas de lycra de colores eléctricos y capa, sino a un traje que permitiría a sus soldados caminar entre el fuego sin quemarse.

Eso sí, aunque podrán caminar a través de explosiones e incendios saliendo indemnes, solo garantiza 30 segundos de contacto directo con las llamas sin sufrir daños, si bien en el caso de las minas o granadas no protege del impacto o de la onda expansiva.

El uniforme Ratnik y sus complementos son prácticamente invencibles. Daily Mail

De momento, se encuentra en fase de pruebas, pero se prevé que esté listo para 2020, cuando por cierto también podrá ser adquirido por cualquier civil que lo desee.

¿Es un superhéroe de Marvel? No, es el ejército ruso

Este traje está diseñado para implementarlo en los Ratnik, el futuro ejército combate de infantería de Rusia y que ya cuenta con una armadura corporal que aumenta la resistencia, un casco con visión nocturna y térmica y un reloj a prueba de ataques nucleares. Desde luego, las fuerzas de seguridad rusas van a ser lo más parecido a un ejército de Marvel.

Durante el mes de septiembre, Oleg Salyukov comentó en una entrevista de la que se hace eco el Daily Mail:

Estamos terminando la investigación científica para crear el soldado del futuro, el Ratnik-3. La implementación de este proyecto permitirá aumentar el rendimiento de un soldado 1,5 veces en varias facetas.

Recientemente, Vladimir Putin comunicó que el servicio militar ruso se extendería de forma que cubriese tanto entrenamiento de tierra como marítimo. Rusia quiere recuperar su ascendencia internacional mediante el poderío militar y va camino de ello.

¿Cómo es el nuevo uniforme del ejército ruso?

Este particular traje de Superman está fabricado con aramida, una poliamida aromática que soporta hasta 30 segundos de exposición directa a las llamas, algo que conferirá una gran ventaja al ejercito ruso en operaciones militares.

El traje comprende cinco sistemas integrados que incluyen soporte vital, comandos y comunicación mediante un chip GPS integrado que posibilitará la localización en tiempo real de cada efectivo, protección y sistemas de ahorro de energía

Huelga decir que está a prueba de las inclemencias del tiempo, hasta las más extremas. Y es que, si puede soportar las llamas, ¿cómo va a sucumbir ante algo de viento o lluvia?

Además, viene con todo tipo de complementos. Como detalla Salyukov:

El Ratnik comprende 59 elementos entre los que cabe destacar chalecos antibalas, cascos protectores, atuendo de combate de una pieza, un casco con protección activa, gafas protectoras, lanzagranadas, rifles de asalto, rifles de precisión, munición, cuchillo de combate, dispositivos de reconocimiento, elementos de visión nocturna y térmica.

Estas son las 3 generaciones de Ratnik. Daily Mail

Uno de estos prototipos se encuentra en la Universidad de ciencia y tecnología de Moscú y la verdad, recuerda bastante a un Stormtrooper o Tropas de Asalto de Star Wars, un cambio bastante brutal si tenemos en cuenta los dos diseños anteriores.

Si la guerra es horrible de por sí, imagínatela con robots

Pero más sorprendente será cuando próximamente se materialice su mayor deseo: sustituir los soldados humanos por robots para luchar por tierra, mar, aire e incluso el espacio exterior.

Sí, suena a película de ciencia ficción, pero si ya da miedo todo lo que trae el Ratnik 3, imagina un arsenal de robots creados para la guerra entre países habitados por personas.

Desde luego, la tecnología está cambiando las guerras, pero estas van a seguir siendo mortíferas.